domingo, 5, diciembre, 2021

La aerolínea tomó la decisión de cerrar su negocio de larga distancia como parte su nuevo plan de supervivencia.

Como consecuencia de la difícil situación que provocó la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus, Norwegian determinó el cierre de su negocio de larga distancia para dedicarse exclusivamente al mercado nórdico y algunos destinos de Europa, medida que forma parte de su nuevo plan de supervivencia, según informaron desde la compañía. La aerolínea low cost solía ofrecer servicios desde Londres a Buenos Aires.

Esta decisión supondrá el cierre de su base de largo radio en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, mientras que sus operaciones de corta distancia seguirán funcionando sin modificaciones. Además, quedarán inactivas otras bases ubicadas en las terminales aéreas de Paris CDG, Roma Fiumicino, Londres Gatwick, Fort Lauderdale (en Florida), Los Angeles y Nueva York JFK. En total, el impacto sobre el empleo afectará a un total de 2.645 empleados en España (Barcelona), Italia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

Desde Norwegian explicaron que sus tres filiales (una irlandesa, otra británica y otra estadounidense) han mantenido contacto con administradores concursales en sus respectivos países. Con respecto a España, donde low cost cuenta con 1285 trabajadores en total, la compañía presentó un preconcurso de acreedores en diciembre en sus tres filiales Norwegian Air Resources Spain, Red Handling Spain y Red Maintenance Spain. El sindicato USO, que se reunió este jueves con la compañía, ha informado que esperan que en los próximos días o semanas haya “algún tipo de proceso colectivo de reestructuración”.