miércoles, 27, enero, 2021
CubaOnLine

El aeropuerto continuará funcionando con menos vuelos. Por otro lado, confirmaron que la restricción horaria quedará a criterio de cada jurisdicción.

Finalmente, no se cumplieron los rumores que indicaban un posible cierre total de las operaciones internacionales en el Aeropuerto de Ezeiza. El Gobierno nacional definió una serie de medidas para reducir la circulación de personas en todo el país y algunas de ellas estuvieron dirigidas al turismo. La principal fue que la única terminal aérea habilitada para operar en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) tendrá que disminuir un 30% sus vuelos al exterior.

Esto quiere decir que si en Ezeiza había diez aviones saliendo y llegando al país con pasajeros, a partir de ahora sólo estarán permitidos siete. Si bien se trata de un recorte a la actividad, no deja de ser una buena noticia, ya que es una ratificación de que la temporada de verano seguirá vigente. Eso había dicho ayer por la mañana el Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero: “Queremos que las vacaciones continúen y sean de cuidados, atípicas, como ha sido el 2020. Pedimos que se extremen los cuidados para que el verano pueda seguir. La temporada no se va a ver alterada, aunque sí hay que modificar cuestiones contractuales y de conductas personales”.

Al cierre de esta nota aún no había sido publicado el decreto que formalizará la medida, pero desde el Gobierno nacional ya les habían pedido a las aerolíneas que operan hacia y desde Argentina una propuesta de recorte de sus grillas de vuelos.

Otra medida que tendrá repercusión sobre la actividad turística será el toque de queda sanitario. Es decir, la prohibición de la circulación nocturna en todo el país. Tal como informó Mensajero esta semana, el presidente Alberto Fernández había acordado con los gobernadores la puesta en marcha de esta medida entre las 23 y las 6 de la mañana, aunque en el decreto se les dará autonomía a las provincias para que la implementen con el margen que consideren necesario. Por este motivo, todavía habrá que ver cuáles serán los distritos que adherirán y en qué horario.

Hoy al mediodía, en una conferencia de prensa, Cafiero recordó que cada mandatario provincial será libre de decidir si implementará o no el toque de queda sanitario, en función de dos indicadores para medir el riesgo epidemiológico en cada jurisdicción del país que monitoreará el Ministerio de Salud de la Nación. “Lo que hacemos es definir parámetros a nivel nacional. Quienes deben tomar las decisiones son los gobernadores y el jefe de Gobierno”, explicó el jefe de Gabinete. Por su parte, Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, sostuvo que estas restricciones tienen la finalidad de aplanar la curva para no tener que pasar a otras mayores, y volvió a confirmar que la intención del Gobierno es que la temporada continúe.

Los locales gastronómicos se mantienen expectantes con respecto a la decisión que tome cada gobernador, ya que el efecto diferirá en función del momento de la noche en el que entre en vigencia la prohibición de la circulación.

Al igual que ocurrió durante la fase más estricta de la cuarentena habrá exceptuados de cumplir esta medida, como los trabajadores considerados esenciales. Además, según informaron desde Aerolíneas Argentinas, los viajeros que tengan pasajes para volar en horario nocturno también podrán circular libremente para llegar al aeropuerto. Por esta razón no habría mayores reprogramaciones ni cambios de horarios para los vuelos que ya estén definidos, sobre todo en el cabotaje.