lunes, 18, enero, 2021
CubaOnLine

El presidente dijo que el aumento de los contagios en la ciudad costera es “más que preocupante”. No descartó tomar más medidas para contener la propagación del virus.

La temporada de verano apenas inició, pero la situación sanitaria es un tema que comienza a preocupar en las altas esferas del Gobierno nacional. De hecho, el presidente Alberto Fernández se refirió al aumento de los contagios en Mar del Plata, uno de los destinos más elegidos por los argentinos para pasar las vacaciones de verano.

En ese marco, durante un acto en Chapadmalal junto al Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el mandatario catalogó al crecimiento de los casos de COVID-19 en la ciudad costera como “más que preocupante”. Habló del relajamiento de los cuidados y aseguró que los que más se descuidan son los jóvenes.

Las declaraciones de Fernández le suman más incertidumbre al sector turístico, que empieza a llenarse de incógnitas con respecto a cómo seguirá la temporada si la escalada de la curva epidemiológica no se detiene. El 31 de diciembre, en diálogo con Radio 10, el presidente ya se había referido a la coyuntura que atraviesa Mar del Plata: “La ciudad no la está pasando bien. Por eso vamos a dejar pasar fin de año y ver cómo está todo después de las fiestas”.

Las aglomeraciones en las playas preocupan a las autoridades

“Si notamos que la situación no afloja y el relajamiento sigue, veremos de qué manera las fuerzas de seguridad empiezan a actuar en las calles para disipar a la gente e impedir que esas aglomeraciones ocurran”, agregó.

En este contexto, en diálogo con Ámbito, la infectóloga e integrante de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), Florencia Bruggesser, recordó que el Sars-Cov2 se puede propagar incluso al aire libre, sobre todo si las personas no utilizan el tapabocas, si no respetan el distanciamiento o si las reuniones se prolongan demasiado en el tiempo.