jueves, 4, marzo, 2021
CubaOnLine

Mañana se tratará en la Legislatura provincial un proyecto que de sancionarse permitirá que se sumen al registro guías idóneos y de sitio. El ente apoya la normativa. 

En 2005, se sancionó la Ley de Turismo de Tucumán en la cual en su capítulo Ordenación de la actividad turística se habla específicamente de que se considera Guía Profesional de Turismo a toda persona física que presta servicios de recepción, acompañamiento, orientación y transmisión de información en materia cultural, turística, histórica, geográfica y ecológica a turistas en visitas y/o excursiones. Asimismo, aclara que se reconoce como tales a aquellos que estén inscriptos en el Registro Provincial de Prestadores de Servicios Turísticos y certificados por una entidad de educación superior provincial o nacional.

Esta misma ley, la 7484, determina que el Ente Autárquico Tucumán Turismo será el organismo de aplicación y por lo tanto también tendrá a su cargo, entre otras tareas, crear, ordenar y gestionar el Registro Provincial de Prestadores de Servicios Turísticos. 

Vale aclarar que un año antes se había creado el Colegio de Graduados en Turismo provincial, que dentro de su estatuto entre sus objetivos se encuentra determinar la creación y organizar el registro de la Matrícula. 

Hasta el momento, el artículo no se puso un funcionamiento y es un reclamo del sector en la provincia. Pero, las últimas semanas se dio dictamen a un proyecto que apunta a la creación de un Registro de Guías de Turismo de la provincia. Algo que había sido prometido unos días antes por el vicegobernador, Osvaldo Jaldo. La iniciativa será tratada mañana, martes 22 de diciembre, en la Legislatura tucumana.  

A grandes rasgos, el proyecto de ley daría entidad de guías a todos aquellos que hasta el momento se hayan desempeñado como tales, incluidos los graduados, los de sitio y los idóneos. “Se entiende por Guía Profesional de Turismo a toda persona física que preste servicios de recepción, acompañamiento, orientación y transmisión de información en materia cultural y turística a personas o grupos en visitas y excursiones en el ámbito de la provincia de Tucumán, y que hace de esto su profesión habitual”, detalla el documento. En esta misma línea, aclara que el Ente Autárquico Tucumán Turismo, como autoridad de aplicación de la ley, y reglamentará los requisitos y plazos que deberá contener el Registro de Servicio de Guías de Turismo. Además determinará la acreditación a aquellos guías que, sin contar con la certificación de entidades educativas, resulten idóneos para desarrollar la profesión.

Según explicó a este medio, Carlos Gómez, presidente del Colegio de Graduados en Turismo de Tucumán, que si se sanciona la ley se estaría nivelando para abajo: “Mañana viene un señor que es arquitecto y sabe mucho de turismo, rinde el examen, lo aprueba y tendrá matrícula”.  En este mismo sentido remarcó que se va a sumar mucha gente porque es el “lugar propicio para la picardía”, en esta misma línea insistió en que el conflicto es que ellos quieren que se reconozca al idóneo con fecha anterior a la creación del colegio. 

En contrapartida, Rubén Olmedo, presidente de la Asociación Civil Tucumana de Guías de Turismo, resaltó que para registrarse en las distintas categorías deberán acreditar los conocimientos específicos mediante un examen técnico que estará a cargo del Comité Evaluador. 

Al referirse a cómo se llegó a esta instancia, comentó que al ver que muchos guías no estaban incluidos en el registro de profesionales, decidieron conformarse en la asociación. “Eso era algo que debería haber hecho el colegio y nunca lo hizo. Desde 2017 venimos luchando por esta normativa. Hace dos semanas se lo planteamos al vicegobernador, ya que necesitábamos una autoridad política”, aclaró Olmedo sobre la reunión que permitió el avance en la legislatura provincial. 

“Estamos muy contentos porque esto llevó años y llegamos a este punto a pesar de la oposición del colegio, sino además logramos la ayuda para los asociados y otros guías que no pertenecen a la entidad. Gracias a nuestra gestión se está alcanzando la asistencia tanto del Poder Ejecutivo como del Poder Legislativo”, apuntó.  

“Nosotros lo que les decimos es que tienen que ser los mejores guías”, indicó Gómez. A su vez, explicó que desde que el ente decidió reglamentar ese inciso,  el colegio fue citado varias veces para trabajar al respecto.

“Habíamos consensuado en casi todos los puntos de la discusión, salvo en la fecha de corte, o sea, desde cuándo se consideraba que un guía era idóneo y a partir de qué momento eran profesionales”, especificó. Y sumó: “La posición del organismo de turismo era que se determinara desde el momento de la reglamentación de la Ley 7484, es decir, desde ese momento todo los que presenten papelitos son idóneos. En cambio, el Colegio dice desde la creación del Colegio Profesional en 2004, aunque bien podría ser desde la creación de la carrera. Este proyecto quedó ahí con la promesa de que volvíamos a una reunión nuevamente con la participación del presidente del ente, Sebastian Giobellina. Después apareció un proyecto de ley presentado por el legislador Raul Albarracín, el cual tenía sólo 7 artículos, lamentablemente eran inviable por ir en contra del colegio profesional”. 

Luego de este momento, Gómez comentó que trabajaron junto a las autoridades del ente y su equipo, a su vez remarcó que tuvieron una reunión en el despacho de Albarracín donde se manifestó la intención del colegio de poder ayudar en la presentación de un proyecto superador. “El colegio no excluye a nadie, sino todo lo contrario”, aclaró. Acto seguido, Gómez comentó que se labró un acta en la que la legislatura se comprometía a través de su representante a avisar y convocar al colegio cada vez que se toque el tema. “Esto no ocurrió, porque en esta oportunidad no nos llamaron, usaron el proyecto viejo del ente, lo simplificaron un poco y así entró, sin aviso previo el 3 de diciembre y el 15 se aprobó en comisión y el 22 está para sancionarse como ley”, puntualizó. Y sumó: “El 9 de diciembre el colegio presentó a la legislatura para pedir audiencia y hasta hoy no tuvimos respuesta es muy curioso cómo se hicieron las cosas”. 

Al ser consultado por este medio, Olmedo aseguró que lo que buscan con esta sanción es revalorizar la tarea del guía, más allá de lo económico: “Es una cuestión estricta de justicia social”. 

Para cerrar, Gómez consideró: “Si nivelamos, que sea hacia arriba. Dejemos la chatura, necesitamos ser un país creíble con acciones como estas no lo logramos”. En cambio, Olmedo remarcó: “Pretendemos proteger el trabajo del guía”, y en adición remarcó que para la matrícula los guías necesitarán el aval de tres agencias de viajes.