sábado, 4, diciembre, 2021

Las autoridades de los dos destinos ubicados en la Costa Atlántica reconocieron que atraviesan un mes con una ocupación hotelera superior a años anteriores.

A pesar del contexto poco favorable ocasionado por la pandemia de coronavirus, los distritos bonaerenses de Villa Gesell y Pinamar, dos de los principales destinos turísticos de la Costa Atlántica, confirmaron que el mes de diciembre es muy positivo, con una ocupación mayor de sus plazas hoteleras en comparación a otros años.

Emiliano Felice, secretario de Turismo de Villa Gesell, dialogó con Télam e hizo un análisis de los primeros días que atravesaron, un período que contó con un 20% más de turistas respecto al 2019. “El balance que hacemos es muy bueno. Por un lado tenemos la apertura de la actividad turística, que tras 9 meses cerrados por la pandemia, permitió que comience a funcionar la economía de un sector tan importante para nuestro distrito como para el resto del país”, sostuvo el funcionario.

“El sector esta a pleno y el turista ha respondido muy bien a todos los protocolos, al distanciamiento social y al uso del barbijo. Hasta el momento, se solicitaron 100.000 permisos para ingresar al partido de Villa Gesell”, agregó.

El distrito de Villa Gesell, compuesto por las localidades de Mar de las Pampas, Las Gaviotas, Mar Azul y Gesell, tiene 27.000 plazas hoteleras y alrededor de 100.000 alojamientos repartidos entre departamentos, casas y habitaciones.

Por sur parte, Juan Ibarguren, secretario de Turismo de Pinamar, también coincidió en que “diciembre es un mes de diciembre atípico”, precisamente porque registraron una ocupación mayor que en años anteriores.

“Muchos de nuestros turistas no han podido visitarnos durante el resto del año y anhelaban fuertemente un descanso rodeado de naturaleza, con altos niveles de servicio”, sumó.

“El fin de semana largo alcanzamos niveles de ocupación hotelera del 70% en todo el partido de Pinamar, integrado por las localidades de Valeria del Mar, Ostende y Pinamar y Cariló”, agregó Ibarguren.

“Esta estrategia significa un alivio a nivel sanitario y nos permitirá trabajar con mayor responsabilidad durante el verano”, finalizó el secretario.