lunes, 1, marzo, 2021
CubaOnLine

INPROTUR y la Embajada nacional ubicada en el país asiático comenzaron a trabajar en equipo para definir las estrategias promocionales de los próximos años.

La semana pasada, más precisamente el jueves 17 de diciembre, Ricardo Sosa, secretario ejecutivo del Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR) mantuvo una reunión con Sergio Urribarri, embajador argentino en Israel, con el objetivo de establecer las estrategias de promoción entre Argentina y el país asiático.

A través de distintas actividades que incluyen el desarrollo y la propuesta de nuevos productos turísticos, se busca identificar las distintas oportunidades que hay en la vida israelí y así fortalecer las acciones que inició oportunamente Alberto Fernández, el presidente de la Nación.

Durante el encuentro virtual se identificaron cuatro productos turísticos interesantes, entre los que resaltó la captación de los jóvenes que, luego de finalizar el servicio militar y antes de iniciar la Universidad, se toman entre 6 y 12 meses sabáticos para viajar por el mundo. Sudamérica es uno de los destinos preferidos, por lo tanto, uno de los objetivos de INPROTUR es poder atraer a los turistas de Israel.

La propuesta de bodas en Argentina es otro de los segmentos apuntados, como así también fortalecer la propuesta del Kosher en el ámbito gastronómico. Incluso se analizó la profundización de aprovechar la presencia importante que tiene el tango en Israel para incentivar la llegada de turistas extranjeros.

Otro punto central fue la conectividad aérea. A pesar de la distancia geográfica y la ausencia de vuelos directos, el objetivo es generar un crecimiento del mercado israelí que se perdió en los últimos años.

“Es muy importante coordinar trabajos con la Embajada en un mercado que nos puede dar grandes beneficios, como el de Israel. Argentina tiene un gran potencial para ofrecer, no solo por la identificación de oportunidades que generamos en el mercado israelí, sino por todo lo que tiene nuestro país en el ámbito del Patrimonio Cultural. Las posibilidades son muy variadas y de excelente calidad”, afirmó Ricardo Sosa.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de INPROTUR remarcó que entre los desafíos que se establecieron a futuro, más allá del impacto del coronavirus, se apunta a recuperar todo el espacio perdido por Argentina en el mercado israelí, ya que el turismo emisivo del país asiático registró una caída importante en los últimos ocho años: en 2011 llegaron 60.000 viajeros, mientras que en 2019 lo hicieron casi 45.000. Paralelamente, en los mismos períodos, el turismo emisivo israelí al mundo pasó de 4,4 millones a 8,5 millones, duplicando la cantidad de viajeros. 

“Son los desafíos que nos establecimos junto al Embajador Urribarri, siguiendo los lineamientos del ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, pensando acciones en lo inmediato, pero también a mediano y largo plazo”, finalizó Sosa.