viernes, 22, enero, 2021
CubaOnLine

A través de un video, la ejecutiva confirmó su salida de la compañía luego de 34 años de trayectoria.

Sin dudas, el año 2020 quedará en el recuerdo de todo el sector por una gran cantidad de acontecimientos que impidieron que los turistas puedan viajar, una de las actividades que más les gusta hacer en la vida. A lo largo de todo este tiempo, los sentimientos estuvieron a flor de piel y las personas sacaron a relucir sus emociones más profundas. Un claro ejemplo es el de Alexia Keglevich, quien anunció su desvinculación de ASSIST CARD a través de un video luego de 34 años de trayectoria.

Hace unos meses, en una entrevista, la ejecutiva le contó a Mensajero que había comenzado a trabajar en la compañía en 1985, con su padre Nicolás Keglevich como guía y mentor. Sin embargo, el viernes por la noche, entre lágrimas y con la voz resquebrajada, la empresaria anunció su salida mediante una filmación, en la que admitió que “era el día más triste de su carrera laboral”.

“Les quiero contar que desde el 4 de noviembre, a través de una llamada con no muy buenos modales, me informaron que no podía comunicarme con nadie de ustedes. Por eso no me vieron más y tampoco les pude escribir. Me indicaron que no podía entrar a mis oficinas y me dijeron que los accesos a mis correos electrónicos estaban bloqueados”, confesó.

“Hoy, viernes 20 de noviembre, recibí formalmente la notificación de desvinculación de ASSIST CARD, después de 34 años de entregar mi vida a la compañía. Fui muy feliz, hice lo que amaba y trabajé todos los días con el corazón y con el alma”, sumó Keglevich.

Al momento de opinar sobre las formas en las que le comunicaron su alejamiento de la compañía, la ahora ex CEO Global de ASSIST CARD remarcó que “las formas no fueron correctas”. “Yo con mis valores no negocio, ustedes lo saben muy bien”, agregó.

“Quiero que sepan que los adoro y estaré a disposición para lo que necesiten. Me pueden escribir o llamar, como siempre. Soy Alexia, ya no soy la CEO Global de ASSIST CARD lamentablemente, pero soy una changer y eso es de por vida. ¡Los quiero con el alma!”, sentenció Keglevich al final de la grabación.