sábado, 5, diciembre, 2020
CubaOnLine

El intendente Martín Yeza explicó que la medida tendría como fin cubrir los costos del sistema de salud, ya que el municipio septuplicaría su población en la temporada.

El viernes pasado, Martín Yeza, intendente de Pinamar, confirmó que desde el municipio están evaluando cobrar una tasa turística. 

“Muchas ciudades turísticas de Argentina ya la tienen. Se abona al llegar al lugar de alojamiento, si alguien no la quiere pagar o no puede no va a ser perseguido por nadie. Vamos a apelar a la buena voluntad de quienes quieran colaborar“, aclaró. 

La tasa tendría un valor de 100 pesos, sería sólo para esta temporada y según indicó estará destinada a cubrir los costos del sistema de salud. “Por ser público no es gratuito”, resaltó. 

Entre los múltiples motivos que Yeza detalló al referirse al por qué de esta medida, destacó que en Pinamar decidieron trabajar sin cupos de ocupación inmobiliario, y con la hotelería consensuaron una ocupación máxima del 85%. Por lo tanto, resaltó, el municipio septuplicaría su población en un posible pico de afluencia turística.

De este manera, comentó que mantuvieron conversaciones con las prepagas “pero no hicieron aportes por COVID-19 al sistema”

¿Por qué focalizó Yeza en este punto? Hace 2 meses el municipio implementó la Declaración jurada sanitaria, lo cual les permitió saber que el 54% de quienes son dueños de una propiedad en el destino, así como los visitantes, tienen una de las prepagas más conocidas de la Argentina. “Entre las tres primeras prepagas concentran el 80% de quienes nos visitan. Sin embargo eso no tiene ninguna representación para los costos que debemos incrementar para tener una temporada de verano”, fundamentó. Aunque aclaró que si las negociaciones con las prepagas mejoran no deberán acudir a la tasa.

Asimismo, hizo hincapié en que el equipo humano de salud va a requerir personal de afuera y en que “avanzaron en convenios con algunos de los mejores hospitales de la Argentina”. 

Si los 100 pesos por toda la estadía hacen que no quieran venir a Pinamar, no se preocupen, nadie los va a perseguir. Lo pagarán los que puedan, que sabemos que son muchos también“, enfatizó.