martes, 1, diciembre, 2020
CubaOnLine

A seis meses de su renuncia, desde el organismo aseguraron que la investigación lo deslindó de responsabilidades sobre las irregularidades en la contracción de un hotel.

Luego de dos procesos de investigación (uno del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otro de la Justicia), Gonzalo Robredo retomó su cargo de presidente en el Ente de Turismo porteño, luego de que renunciara en abril, debido a una denuncia por la contratación de un hotel administrado por una empresa vinculada a la hermana de Horacio Rodríguez Larreta.

Para atender a personas aisladas en el marco de la pandemia de coronavirus, el Gobierno de la Ciudad contrató habitaciones de 27 hoteles para alojar a las personas que llegaban del exterior y además, a enfermos leves. La polémica se desató porque uno de esos establecimientos, el BA Central, fue contratado a través de su administradora, la sociedad Midas Hotel Management. En el directorio figura la hermana del jefe de Gobierno, Ximena Vallarino Alfaro Díaz Alberdi.

Fuentes cercanas al Entre de Turismo porteño le indicaron a Mensajero que en el dictamen de fecha 30 de julio de 2020, en el marco de la investigación que llevó adelante la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas n° 8, a cargo del Dr. Maximiliano Vence, surge que “del análisis exhaustivo efectuado sobre el procedimiento de contratación llevado a cabo no se detectaron irregularidades que permitan suponer que Midas Hotel Management S.A. se vio beneficiada por encima de otros oferentes en cualquiera de las condiciones de contratación; incluso cabe recordar que más allá de no ser un requisito del tipo bajo estudio (art, 265 CPN), ni siquiera se efectuó pago alguno en favor de la mentada sociedad”.

“En la causa se analizaron los actos administrativos y contratos correspondientes a las 26 restantes contrataciones directas por emergencia sanitaria realizadas por el Ente de Turismo y la Dirección General Técnica Administrativa y Legal del Ministerio de Desarrollo Económico. Y se llegó a la conclusión de que se adjudicaron los servicios en iguales condiciones para cada contratante”, agregaron.

El fallo sostiene que Robredo “decidió la adjudicación en favor no de una persona física, sino de una persona jurídica que cumplía los parámetros que la ley de contrataciones prescribe, que resultaba gerenciadora de uno de los establecimientos hoteleros relevados para alojar a determinado tipo de paciente, y que no incurría en ninguna de las inhabilidades previstas por la ley de compras y contrataciones o de ética pública (esto último teniendo en cuenta al funcionario que tiene la competencia para la adjudicación del contrato, en este caso el mencionado titular del ENTUR)”.

“Se puede afirmar que no existen elementos probatorios para la imputación de responsabilidades disciplinarias por los hechos analizados y no habiéndose acreditado el acaecimiento del efectivo perjuicio para esta Administración, deviene inoficioso continuar con esta investigación”, concluye el fallo.

De esta manera. el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires publicó un decreto en el que designa presidente del Ente de Turismo a Gonzalo Robredo a partir del 22 de octubre de 2020:

Ente de Turismo CABA