miércoles, 2, diciembre, 2020
CubaOnLine

Luis Lacalle Pou aseguró que “en los países en los que se abrió para las temporadas estivales, el COVID-19 se complicó”. Dijo que por ahora “no hay buenas noticias”. 

Invitado a participar de una campaña online de recaudación de fondos para la fundación ReachingU, el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, se refirió a la apertura de fronteras para que los extranjeros puedan ingresar durante la temporada de verano, aunque no brindó un panorama alentador: “Seguramente esta semana estaremos deliberando. Lamentablemente por ahora las noticias no son muy buenas para aquellos que no son nacionales.

El mandatario profundizó su análisis y aseguró que el mundo ha demostrado que el COVID-19 se complicó en los países que abrieron las fronteras para las temporadas estivales. “Es muy difícil el rastreo, el seguimiento y la vigilancia de un ingreso masivo de personas. Es complejo”, completó. 

En ese marco, adelantó que en estos días se reunirá con autoridades del Ministerio de Salud Pública, del Ministerio de Turismo y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), así como con integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). El objetivo será pensar en conjunto hasta qué punto conviene abrir “para que la temporada de verano no sea un fracaso” y haya que retroceder sobre “todo el esfuerzo que hicieron los uruguayos”.

Por último, señaló que los residentes nacionales que se encuentren en el exterior y quieran regresar a Uruguay para pasar las fiestas de fin de año podrán hacerlo sin problemas, ya que eso está contemplado en la legislación actual. La única aclaración que hizo es que deberán cumplir con los protocolos sanitarios.