martes, 20, octubre, 2020
CubaOnLine

Esteban Avilés, presidente de la Agencia Córdoba Turismo, habló con este medio sobre el trabajo que realizaron para enfrentar la crisis.

¿Cómo viste al sector turístico nacional y particularmente al cordobés en todos estos meses?

-Estamos trabajando muy fuerte con la capacitación y formación de los nueve protocolos federales. Fue un mes y medio de mucho a trabajo a través del CFT. Participaron ministros, especialistas sanitarios y de bioseguridad, así como CAT, FEHGRA y todas las entidades privadas. En Córdoba estamos capacitando con nuestras universidades. Iniciamos una formación en el marco del alojamiento turístico y tuvimos 1500 inscriptos. Eso habla del desafío que tenemos los cordobeses de estar preparados para la temporada que viene. Con CAT trabajamos además en una plataforma virtual para que nuestros productos estén en un catálogo de experiencias. Esto va a potenciar la posibilidad de captar a las familias argentinas.

¿Qué acciones se llevaron a cabo desde el gobierno provincial para contener económicamente a los prestadores en este tiempo?

-Hay un conjunto de medidas que se fueron dando en la primera etapa de la pandemia. Tuvieron que ver con alinear los presupuestos nacionales, provinciales y territoriales. En la segunda etapa se profundizó una ayuda económica al sector turístico, junto con la asistencia a los prestadores de servicios. Se lograron congelar los contratos de tarifa permanente con la empresa que brinda el servicio de luz. Eso era algo que condicionaba económicamente, sobre todo a los grandes consumidores. También ayudó mucho el decreto nacional que involucraba la imposibilidad de corte a los servicios básicos. Una de las últimas medidas tomadas por el gobernador fue que la gastronomía y los servicios que debieron cerrar por 14 días serán ayudados con subsidios que van de 40.000 a 60.000 pesos, según la facturación que puedan demostrar del mes anterior. Es un solo pago y se articula directamente desde el privado. Lo que está pasando con el sector no tiene antecedentes en la historia del turismo y el estar a la altura es cada vez más complejo por la imposibilidad de ponerse en movimiento. La ayuda del Estado, si bien acompaña, no termina siendo significativa por el universo de problemas que tiene el sector.

Además de que mientras más pasa el tiempo, mayores son las necesidades que hay que afrontar.

-Aparte los ingresos económicos están totalmente impactados. Yo vengo de una ciudad eminentemente turística como Villa Carlos Paz y ahí cayeron más de un 60%. Se hace cada vez más profunda la necesidad de ayuda y desde el Estado es cada vez más limitada la capacidad económica para asistir durante este proceso.

¿De qué se trata el Catálogo de Experiencias Turísticas? ¿La intención es fusionar esta iniciativa con el plan PreViaje que lanzó Nación?

-Ya están fusionados. Queríamos ganar tiempo porque sabíamos que estábamos con la inminencia de una temporada especial. Córdoba es una de las primeras del país que trabajó previamente con los privados sabiendo de la aprobación de estos paquetes. Esta plataforma virtual la presentaremos en unos días. Tiene un producto Córdoba muy bien trabajado y muy moderno para que la familia argentina pueda utilizar este beneficio a través de la ley y que nos tenga a nosotros como un destino que avanzó para que haya una oferta plural en todo el territorio de la provincia.

¿Tienen medido cuántos prestadores se sumaron a la iniciativa del catálogo?

-Lo hicimos con tiempo. Trabajaron todas las agencias de Córdoba. Al tener un ente mixto societario estamos en permanente contacto con el sector privado. Todos opinaron y sumaron en la estrategia comercial. Lo que tiene la Agencia Córdoba Turismo es que cuenta con el armado virtual y tecnológico más importante de Sudamérica en lo que hace a comunicación virtual. En este proceso de pandemia trabajamos mucho para fortalecer nuestras herramientas de comunicación y promoción.

¿Cómo te imaginás la próxima temporada de verano en la provincia?

-Sabemos que será especial y por eso es un doble desafío de sumar experiencias y llevar nuestros productos a todos los rincones del país. Primero se dará en el plano de la proximidad, y en eso nuestra presencia territorial mediterránea nos da un adicional y nos hace una potencia importante a la hora de que la familia argentina nos busque como destino. También estamos trabajando mucho en lo sanitario. Hoy la gente quiere saber cómo está sanitariamente la provincia que elige para disfrutar. Nuestro desafío es potenciar y poner en escena lo mucho que hemos trabajado nuestros paisajes, servicios y jerarquía, así como lo que tiene que ver con nuestros parques nacionales y provinciales. También estamos accionando un mecanismo de comunicación que se llama Rincones Mágicos. Son lugares no tan conocidos a nivel nacional, pero que son diferentes y apasionantes. El anclaje que tiene Córdoba y que nos diferencia de otros destinos del país es que estamos cerca de todo. Aunque parezca que estás en el medio del bosque también estás a menos de 20 kilómetros de urbes turísticas importantes. Hay mucha conectividad, acceso directo y servicios que estarán a la altura de la demanda.

Esta propuesta de Rincones Mágicos imagino que tiene que ver con la visión que hay sobre apostar a los destinos de naturaleza y de descentralizar a los turistas evitando los grandes conglomerados.

-Creo que es comunicar la historia del turismo cordobés. El que conoce Carlos Paz sabe que a 30 kilómetros está la Quebrada del Condorito. Uno va allí y pareciera que está a 500 kilómetros de cualquier urbe residencial o turística. Y eso pasa en todos los corredores de la provincia. Hoy las familias, en todas las acciones virtuales de comunicación, nos ponen en lugares de vanguardia.

¿En algún momento de todo este proceso tuvieron habilitado el turismo interno?

-Por ahora no. Tuvimos un planteo muy firme del cuidado del cordobés. Siempre dijimos que las grandes flexibilizaciones iban a ser post invierno. En un momento se nos comparaba con Salta, Mendoza, San Juan y Jujuy por estar en una situación muy conservadora. Lamentablemente hoy la foto dice que no nos equivocamos, porque muchos de estos destinos que fueron avanzando hoy están en fase 1 y con las estructuras sanitarias bastante complicadas. Nosotros tuvimos la prudencia de ver la foto del mundo, en donde los países y ciudades que avanzaron en pleno invierno terminaron colapsadas. Hoy el desafío que tiene la provincia es estar cuidándonos en el marco del distanciamiento social para poder tener una temporada que sea en base a la coyuntura que estamos esperando.

Más allá del momento que atraviesa hoy la provincia, ¿tienen prevista alguna fecha en particular para retomar la actividad con cierta normalidad?

-Hay que ver lo que pasó en España e Italia, que están en fase 1. Cerraron Madrid por 15 días. Hacer futurología con la pandemia no habla de responsabilidad en un planteo serio y formal. Lo que sí puedo decir es que estamos enfocados en el cuándo y en el cómo. El 1° de enero es una realidad y debemos tener una ingeniería interna para estar preparados para una primera fase de turismo interno y después involucrarnos en el turismo nacional.

Hace unos días el intendente de Villa Carlos Paz dijo que tiene la intención establecer corredores turísticos seguros con Rosario y Buenos Aires, cuando la situación lo permita. ¿Cómo ves este tipo de iniciativas de parte de los municipios?

-Siempre tenemos esa intención de buscar alternativas y de consensuar políticas de Estado. Hay una mirada sanitaria muy responsable y de las necesidades profundas que tiene Córdoba en turismo. La provincia cuenta con más de 120 ciudades turísticas y más de 130.000 cordobeses que viven de esta industria. La flexibilización de la gastronomía y las que vendrán en el corto plazo tienen que ver con la conducta social y política. El desafío es buscar una forma para que todo el territorio tenga una mirada plural. En lo personal, creo que podemos tener experiencias previas al turismo nacional y ver si las burbujas se tienen que manejar como una excepción.

¿Cómo recibieron el anuncio del regreso de los vuelos regulares? ¿Cuál es la postura de Córdoba con respecto a este tema?

-Es una política nacional y dependemos de un planteo sanitario en primera etapa. Tengo entendido que en estos días las provincias seremos notificadas de la estrategia del Gobierno nacional. Si bien al principio será sólo por motivos sanitarios, para nosotros esto es un paso previo a tener el territorio conectado. Tenemos el hub aéreo más importante del interior y, al ser mediterránea, somos la provincia con mayor conectividad terrestre.