martes, 20, octubre, 2020
CubaOnLine

La intención de la provincia es contar con uno o dos vuelos semanales sin restricciones para el próximo mes.

Tierra del Fuego fue uno de los destinos que más sintió el impacto de la pandemia de COVID-19. No sólo porque el turismo representa una de sus principales fuentes de ingreso, sobre todo en Ushuaia, sino también porque fue una de las primeras a nivel nacional en registrar contagios por contar con una gran cantidad de visitantes extranjeros y de cruceros cuando se estableció el cierre de las fronteras. Sin embargo, de a poco, con una curva estabilizada, las autoridades provinciales planifican un paulatino regreso de la actividad turística.

De hecho, en el Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR) actualmente están trabajando para tener uno o dos vuelos semanales sin restricciones a partir de noviembre. Según le adelantaron a Mensajero, esa es la idea que pasa por la cabeza del presidente de ese organismo, Dante Querciali, aunque la posibilidad está supeditada a la evolución de la situación sanitaria y a que el Gobierno nacional elimine el decreto que prohíbe la movilidad con fines turísticos. Si bien aún no hubo un pedido formal y concreto al ministro Matías Lammens con respecto a este tema, en Tierra del Fuego saben que sólo se podrá avanzar si desde Nación quitan ese DNU.

La provincia actualmente tiene tres vuelos autorizados para octubre (con fechas de salida para los días 15, 22 y 29), aunque sólo serán para residentes o esenciales. Además, se requerirá un test PCR negativo realizado dentro de las 72 horas previas al viaje. La novedad es que, en caso de avanzar hacia una mayor flexibilización en noviembre, el gobierno fueguino tampoco pediría un PCR negativo para ingresar por vía aérea.

“Estamos analizando la posibilidad de la apertura para noviembre en función de que hay un cambio de rumbo y de que ya se habla de conectividad y del regreso a las clases. Estimamos que para ese mes ya tendremos la intención de recibir turismo, sabiendo que va a ser muy limitado”, le contó Querciali a este medio.

Como un primer paso, el gobernador Gustavo Melella habilitó esta semana algunas actividades turísticas con restricciones en toda la provincia. Por ejemplo, las personas que residan en Ushuaia podrán visitar los centros invernales, realizar actividades individuales al aire libre y llegar hasta el Lago Escondido, mientras que la gente de Río Grande puede salir hasta el destacamento de Puente Justicia.

La intención del INFUETUR es seguir avanzando en la apertura. En ese marco, para la semana que viene planean permitir el turismo intrarregional, con viajes internos entre las ciudades fueguinas.