lunes, 19, abril, 2021

Thomas Dubaere, quien ocupará la posición que dejó vacante Patrick Mendes, será el líder de la cadena hotelera en la región. 

En medio de la pandemia y de las restricciones, Accor aprovechó el tiempo para renovar su estructura interna. Tras la designación de Patrick Mendes como nuevo CCO en las oficinas centrales de Francia, el puesto de CEO para Sudamérica será ocupado por el ejecutivo belga Thomas Dubaere, quien ya anunció que llegará a la región con la ilusión de cumplir grandes desafíos.

“Queremos eliminar la complejidad, centrarnos en la generación de ingresos y mejorar nuestras herramientas de distribución y portafolio de marcas. El mensaje clave es simplificar”, explicó. Además, aseguró que en los próximos cinco o seis años se podrían duplicar la cantidad de hoteles que la firma tiene en la zona, a la que catalogó como “muy importante para el grupo”. “Hay muchos establecimientos independientes o sin marca que tal vez quieran unirse a nosotros”, comentó.

Por otra parte, aseguró que otro de los desafíos es ganar presencia en otros puntos de Sudamérica y no asentarse solamente en Brasil, que en la actualidad es el principal mercado de Accor en la región, con 310 hoteles de un total aproximado de 400: “Vamos a continuar creciendo allí, pero debemos apalancar eso en el resto de los países. De los establecimientos de la región, el 70% está en territorio brasileño y el 30% restante en los demás destinos sudamericanos. Eso con los años debería cambiar y podría empezar a ser 60%-40%, por ejemplo”.

Por su parte, Mendes hizo un balance de sus cinco años como CEO en el continente, en los que pasaron de tener 200 a 400 hoteles, y analizó la situación que atraviesa el mercado por la pandemia: “Es peor de lo que pensábamos al principio. Todos creíamos que esto iba a tomar dos o tres meses y hoy tenemos países, como Argentina o Perú, que continúan con confinamientos bastante fuertes”. No obstante, aclaró que Accor tiene actualmente el 85% de sus hoteles abiertos, lo que representa alrededor de 4500 establecimientos trabajando. “Esos números permiten decir que lo peor ya pasó. China traspasó el 65% de ocupación y Australia mejoró, mientras que Europa tuvo julio y agosto con cifras superiores a las esperadas, pero ahora está cayendo nuevamente. Cerramos septiembre con 26% o 27% de ocupación a nivel mundial, y en Sudamérica con 22%”, completó.

En ese marco, adelantó que están reduciendo costos para operar los hoteles con el mismo margen de rentabilidad que antes, gracias a la renegociación de algunos plazos de pago y a las posibilidades que brindaron los gobiernos para la suspensión de contratos en algunos países.

Por último, le envió un claro mensaje al sector: “Incluso en este contexto de pandemia, queremos decirles a todos que no queremos salirnos de los destinos en los que estamos. Al contrario, buscamos ganar fuerzas y darles más soluciones a nuestros clientes”.