martes, 20, abril, 2021

El gobernador Ricardo Quintela había anunciado que los recuperados de COVID-19 podrían viajar a la provincia, pero a las pocas horas suspendió la medida.

En una decisión sin precedentes a nivel nacional, el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, sorprendió con la publicación del decreto N°1223, en el que se autorizaba el ingreso a la provincia para todas aquellas personas recuperadas de COVID-19. Además, según el documento oficial, residentes y visitantes que contaran con alta médica por coronavirus quedaban exceptuados de cumplir con el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, y habilitados para circular libremente por territorio riojano.

La medida, que hasta ahora no había tomado ninguna provincia, generó mucha polémica. Fue tan así que a menos de 24 horas del anuncio, el mandatario debió dejar el decreto en stand by. “Con motivo de la confusión causada a nivel nacional y para llevar claridad a la ciudadanía, decidimos suspender el Decreto N° 1223 referido a la libre circulación de pacientes recuperados de COVID hasta tanto junto a Nación trabajemos la reglamentación correspondiente”, dijo a través de su cuenta de Twitter.

Horas antes había posteado en la misma red social una serie de tuits en los que detallaba cómo era el plan de vuelta a la normalidad para los pacientes que tuvieran el alta médica por coronavirus: “Decidimos, junto al equipo del gobierno de La Rioja y a los especialistas, exceptuar a recuperados de COVID-19 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, como así también de las restricciones para circular. Esto lo hemos establecido, ya que estas personas desarrollan, en la mayoría de los casos, los anticuerpos necesarios para generar inmunización al virus que ocasiona esta enfermedad”.

A su vez, “con el objetivo de potenciar el turismo y el comercio”, el gobernador autorizó el ingreso y permanencia en la provincia a los recuperados provenientes de cualquier punto de Argentina. En resumen, se permitían los viajes en una suerte de regreso a la etapa pre pandemia para los que ya hubieran cursado la enfermedad.

No obstante, el lunes al mediodía, Quintela comunicó que la medida no llegará a implementarse y que permanecerá en suspenso hasta que se pueda trabajar en la reglamentación correspondiente junto al Gobierno nacional.