domingo, 23, enero, 2022
Fitur2022

El Gobierno provincial dijo que pondrá en marcha una serie de disposiciones económicas tendientes a aliviar la difícil situación de los prestadores turísticos.

Es natural que la crisis golpee más duro a los prestadores de una provincia que en buena parte vive del turismo. Eso es lo que sucede en Misiones y en muchos otros destinos en los que la industria de los viajes representa una porción mayoritaria de los ingresos. Atento a esta situación, el Gobierno provincial comunicó ayer el lanzamiento de una batería de medidas destinadas a aliviar la difícil situación que atraviesan las empresas del rubro.

El anuncio llegó tras una importante reunión, de la que participaron los principales referentes de los ámbitos público y privado de Misiones. Entre ellos se encontraban el gobernador Oscar Herrera Ahuad, el vicegobernador Carlos Arce; el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán; el ministro de Turismo, José María Arrúa; el intendente de El Soberbio, Roque Sobozcinski; la presidenta de la Federación de Cámaras de Turismo de la provincia, Patricia Durán Vaca; el titular de la Cámara de Turismo de Puerto Iguazú, Jorge Bordín; el presidente de la Asociación de Guías de Turismo de Puerto Iguazú, Ángel Palma; el gerente del Banco Macro, Miguel Ayala; y Gustavo Alvarenga, titular de la Asociación Misionera de Bares, Hoteles, Restaurantes y Afines.

En primer término, se decidió condonar los intereses por las facturas de energía eléctrica emitidas desde febrero y hasta el 30 de septiembre inclusive. También adelantaron que extenderán el programa Ahora Turismo para que tenga una duración mensual durante noviembre y diciembre. Esta iniciativa permite que los residentes adquieran servicios para realizar turismo interno en seis cuotas sin interés y con un reintegro del 20% con las tarjeta de Banco Macro los viernes y sábados. Por último, habilitaron la compra de paquetes para revenderlos a futuro a sindicatos y otras asociaciones, lo cual les daría a los hoteles una inyección de recursos inmediata.

Por otra parte, hubo un anuncio específico para los prestadores de Puerto Iguazú, el gran destino turístico de la provincia, que, obviamente, congrega a la mayoría de las empresas misioneras dedicadas a la actividad. En ese marco, las autoridades tomaron la determinación de reducir la alícuota de Ingresos Brutos del 5% al 2% durante 24 meses. A su vez, se les otorgará un subsidio a taxis y combis para afrontar el pago del Impuesto al Parque Automotor, mientras que serán muchos más los trabajadores independientes del turismo que recibirán una ayuda directa del Estado. En total, se asistiría a cerca de 1000, cuando actualmente hay tan sólo 165 registrados.

“Estos son mecanismos que el Estado va llevando adelante para ver cómo podemos amortiguar el impacto de todo esto. Sabemos que tenemos que trabajar juntos y que no hay otra opción para salir adelante”, expresó Arrúa.