domingo, 25, octubre, 2020
CubaOnLine

Ana Ianni presentó una propuesta parlamentaria para propiciar “una recuperación segura, protegida y sostenible” del tránsito por todas las vías. 

En medio de un fuerte reclamo del sector por obtener certezas de parte del Gobierno nacional con respecto a la apertura de las fronteras y a la reanudación de los vuelos regulares, la senadora nacional del Frente de Todos, Ana Ianni, presentó una iniciativa parlamentaria que busca establecer las bases para el regreso de los viajes por todas las vías, ya sean por turismo, negocios, salud o trabajo.

La propuesta para instalar corredores sanitarios cuidados para el traslado de personas contempla una serie de medidas y recomendaciones a aplicar en cada instancia del viaje, “con las precauciones necesarias para que la reanudación del tráfico no influya negativamente en la contención de la pandemia”.

En resumen, el texto plantea trabajar sobre cuatro ejes esenciales: adecuación de las terminales y sus instalaciones, adecuación de los medios de transporte, implementación de un pasaporte sanitario personal, y confección de un protocolo de seguridad sanitaria para las terminales, pasos fronterizos, puestos de ingreso terrestre a las localidades, puestos de control migratorio y medios de transporte.

En el primer caso, se aclaran los aspectos a tener en cuenta para asegurar la higienización de manos y calzados, y para garantizar que se cumpla el distanciamiento físico de dos metros. En ese marco, el proyecto de comunicación recomienda colocar demarcaciones en el suelo, como sogas o cintas separadoras; adaptar los mostradores y lugares de recepción, y requerir el uso de la mascarilla o tapabocas durante todo el tiempo de permanencia en la terminal.

Ana Ianni, autora de la propuesta

Luego, con respecto a los transportistas, se insta a realizar los estudios correspondientes para determinar cuál es la mejor distribución de los asientos, de manera tal que los pasajeros estén distanciados y protegidos durante el recorrido. En función de esto, las empresas deberán acondicionar sus unidades para cumplir con los puntos anteriores.

El pasaporte sanitario personal, en tanto, constará de una declaración jurada por parte del viajero, en la que deberá asegurar que no registró síntomas compatibles con COVID-19 en los últimos 14 días. Los certificados médicos que validen la ausencia de estos signos o las pruebas de laboratorio serán optativos. Además, deberá contar con seguro médico, aceptar las medidas sanitarias establecidas por las autoridades e informar la dirección del hospedaje en el que permanecerá cuando llegue a destino. Todos estos documentos, que componen el pasaporte, deberá entregarse como requisito indispensable para el embarque en terminales, pasos fronterizos, puestos de ingreso terrestre a las localidades y puestos de control migratorio.

“Este proyecto, que llamamos “Corredores cuidados”, propone dar un marco para que el sector transportista pueda brindar sus servicios con un conjunto de medidas que otorgue un mínimo de garantías sanitarias, suficientes para ofrecer seguridad a las personas que por cualquier motivo, ya sea turismo, trabajo, negocios, formación o salud, requieran trasladarse y contratar servicios de transporte”, expresó Ianni. Por último, remarcó que estas disposiciones podrían darle a la actividad el impulso que necesita para iniciar su paulatino despegue.

PC CORREDORES CUIDADOS