domingo, 25, octubre, 2020
CubaOnLine

Maria Jose Taveira, Country Manager de IATA para Argentina, Paraguay y Uruguay, se refirió a la implementación de la alícuota del 35% para los tickets aéreos. 

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) pidió al Gobierno nacional que reconsidere “urgentemente el impuesto adicional del 35%” que se ha aplicado con efecto inmediato a los boletos de avión internacionales vendidos en el país. “Este hecho podría afectar aún más al sector de los viajes y el turismo del país, profundamente golpeado hasta ahora por la pandemia”, remarcaron. 

En este marco, MarÍa JosÉ Taveira, Country Manager de IATA para Argentina, Paraguay y Uruguay, envió una carta a Mercedes Marcó del Pont, titular de la AFIP, en la que hace hincapié en lo desatinado de la inclusión de una percepción de 35% sobre los pasajes internacionales en un momento de crisis sin precedentes para la industria aérea, en el que la necesidad de incentivos para la reactivación de la demanda resulta crucial para sostener el nivel de empleo y recuperar su rol de catalizador del desarrollo económico y social del país. 

Al respecto, IATA prevé que la demanda en el mercado argentino en 2020 disminuya por lo menos un 67% en relación con 2019. Como resultado, los ingresos de las aerolíneas generados por el mercado se reducirán en 3260 millones de dólares, lo que pondrá en peligro 19.820 empleos directos y disminuirá la contribución de la aviación al PIB del país en 1630 millones de dólares. En este sentido, remarcan que la aviación en el país lleva seis meses de suspensión y que tres aerolíneas internacionales ya anunciaron que no volverán al mercado una vez que se permita la reanudación de los vuelos. 

La carta también fue dirigida a Miguel Angel Pesce, presidente Banco Central; Mario Meoni, ministro de Transporte; Santiago Cafiero, jefe de Gabinete de Ministros y Martín Guzmán, ministro de Economía. 

Uno de los argumentos que esboza Taveira indica que la percepción propuesta contradice de manera directa las políticas en materia impositiva de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). “Argentina como signatario del Convenio de Chicago y como Estado Contratante de la OACI se encuentra en la obligación de adherir al Artículo 15 del Convenio de Chicago que dice que: “Ningún Estado contratante impondrá derechos, impuestos u otros gravámenes por el mero derecho de tránsito, entrada o salida de su territorio de cualquier aeronave de un Estado contratante o de las personas o bienes que se encuentren a bordo”. Además, explica que debe adecuarse a los Criterios de la OACI sobre Impuestos en la Esfera del Transporte Aéreo Internacional incluidos en el Documento 8632, que establece entre otras cosas, que “cada Estado contratante reducirá en el máximo grado posible y tratará de eliminar, tan pronto como lo permita su situación económica, toda forma de imposición sobre la venta o el uso del transporte aéreo internacional, incluso los impuestos sobre los Ingresos Brutos de los explotadores y los impuestos recaudados directamente de los pasajeros o expedidores”.

Para cerrar, desde IATA resaltaron que se oponen firmemente a cualquier forma de impuesto o tasa en la que los ingresos resultantes no se reinviertan en la industria de la aviación y se destinen simplemente a aumentar los ingresos del gobierno general”.