lunes, 21, septiembre, 2020
CubaOnLine

Por unanimidad se sancionó este proyecto que busca darle alivio económico y fiscal al sector. Mensajero dialogó con la autora de la iniciativa, Melisa Greco.

Ayer, el Senado bonaerense aprobó por unanimidad y sin cambios la Ley de Emergencia económica, productiva y financiera para el sector turístico de la provincia de Buenos Aires. “El proyecto se presentó a principios de abril de este año, lo trabajamos de forma de espejo con la Cámara de Senadores, en particular con Flavia Dalmonte, representante por La Costa”, explicó Melisa Greco, diputada provincial por la Quinta Sección de Juntos por el Cambio, autora de la iniciativa. 

Asimismo, explicó que lo fueron desarrollando en conjunto y con representantes de distintas entidades. “Fue un largo trabajo de varios meses en el cual llegamos a un consenso mayor que fue la media sanción de esta herramienta. Estamos facultando al Poder Ejecutivo para que pueda acompañar y articular de mejor manera al sector privado, para que lleguen con un poco más de oxígeno a una futura reapertura del turismo”, analizó. 

La diputada bonaerense detalló que además de Dalmonte, participaron de este proceso María Laura Ricchini, diputada por la Cuarta Sección y presidenta de la Comisión de Turismo; Johanna Panebianco, de Mar del Plata; Daniel Lipovetzky, diputado por la Octava Sección; y Maximiliano Abad, presidente del bloque y diputado por la Quinta Sección. 

Al evaluar el desarrollo, comentó que, más allá de algunos cambios, se respetó el espíritu del proyecto que en principio fue llevar alivio impositivo a los prestadores. “Obviamente va a ser muy importante la implementación y la reglamentación de la ley”, remarcó. 

********************

La legisladora explicó que en este sentido quedaron cuatro grandes ejes que organizan la ley: 

1. El diseño e implementación en forma conjunta con ARBA de regímenes de beneficios impositivos en el cual también se puede incluir la condonación de deudas fiscales, la postergación de vencimientos de impuestos y tasas provinciales, el rediseño de la agenda de vencimientos y regímenes especiales para el pago de obligaciones impositivas.

2. La coordinación necesaria con el Banco de la Provincia de Buenos Aires en lo que son las líneas de crédito destinadas al sostenimiento y la reactivación de la actividad en sí misma. 

3. Otorgamiento de subsidios al sector, obviamente con el criterio que vaya estableciendo el Ejecutivo provincial, porque va a ser muy importante cómo se implemente y reglamente esta ley. 

4. La coordinación necesaria entre el Estado nacional para las políticas en conjunto y complementarias para que tengan como objetivo el sostenimiento y la reactivación de la actividad turística en la provincia de Buenos Aires. 

********************

Por otro lado, Greco mencionó que es muy importante aclarar que esta ley queda sujeta a las leyes 15174, 15175, 15178. 
La primera es la famosa Ley de Emergencia Sanitaria, dictada por el Ejecutivo nacional en marzo. La segunda es la Ley marco de emergencia productiva, social y económica bonaerense que se sancionó en diciembre pasado. La tercera es la Ley de emergencia pyme y que fue impulsada por los legisladores de Juntos por el Cambio y se sancionó hace un mes y medio (ver nota).

Con respecto al espíritu del proyecto que se aprobó ayer, puntualizó en que “fue una ley pensada a nivel provincial para que el Ejecutivo tenga las herramientas necesarias para poder acompañar al sector turístico”. 
“Por eso es tan importante el cuarto eje, porque necesariamente se van a tener que coordinar las políticas en conjunto con el Estado nacional”, aclaró. Y agregó: “La ley abarca a aquellas actividades ligadas directamente con el turismo, alojamientos y agencias de viajes, por ejemplo; y a las no vinculadas tan directamente como es la gastronomía”.  

Al hablar sobre el impacto que tendrá esta ley, resaltó que el gasto que conlleve al Estado bonaerense pasará por la propia reglamentación  e implementación y cómo lo vaya dirigiendo el Estado provincial sobre todo desde el Ministerio de Producción. “Tenemos un trabajo de seguimiento, pero en principio los números nos dicen que 273 mil trabajadores dependen de esta actividad en toda la provincia, tenemos cerca de 6 mil establecimientos hoteleros y la actividad turística bonaerense representa un 18% del total nacional”, puntualizó.  

Para finalizar, Greco hizo hincapié en que había mucha premura en que se trate porque, si bien en principio pensaron en una emergencia, ya habían pasado muchos meses y el turismo fue una de las primeras actividades que cerró sus puertas por la pandemia y estima que la reactivación total va a tardar entre 8 y 9 meses desde que se vuelva a abrir. 

“Sabemos que no es el salvavidas del sector, pero es una herramienta que ayudará a apuntalar y mitigar para que tenga el oxígeno necesario para llegar a la reapertura”,  cerró Greco.