lunes, 21, septiembre, 2020
CubaOnLine

El ministro de Turismo y Deportes hizo referencia al arduo trabajo que están realizando desde su cartera para que haya temporada, aunque aclaró que será “diferente”. 

Hace poco más de un mes atrás, la incertidumbre invadió tanto a prestadores como a ciudades turísticas que tienen su pico de ingresos durante el verano. El detonante de ese clima de intranquilidad fue una declaración del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, quien aseguró que no se imaginaba una temporada en 2021. Rápidamente, desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación salieron a calmar los ánimos, con la confirmación de que ya estaban trabajando con los municipios para garantizar las vacaciones de los argentinos. La encargada de dar la noticia fue la secretaria de Promoción Turística, Yanina Martínez, durante una conferencia de prensa con Carla Vizzotti. Esta vez, el ministro Matías Lammens volvió a referirse al verano con optimismo, aunque aclaró que no será una temporada normal.

“No nos podemos olvidar del veraneo. Por eso estamos organizando reuniones con todos los intendentes de las localidades turísticas para hablar de la implementación de los protocolos y de cómo vamos a hacer para tener temporada”, dijo en diálogo con Canal 3 de Rosario.

Más allá de eso, el funcionario nacional reconoció que las próximas vacaciones serán diferentes: “No será como estábamos acostumbrados, con grandes aglomeraciones de gente en las playas y centros urbanos”. A su vez, destacó que en estos seis meses de pandemia el Estado le otorgó alrededor de 53.000 millones de pesos al sector turístico.

Sin embargo, antes que el verano, en la cabeza de los integrantes del ámbito privado está la preocupación por la rápida reglamentación de la Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional, que podría caerse si la Justicia hace prosperar el amparo presentado por el interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados para declarar la nulidad de la sesión del martes 1° de septiembre.

“Tenemos prevista una batería de medidas muy importante. Entendemos que el sector va a ser uno de los protagonistas en la reactivación de Argentina. Si bien también será de los últimos en arrancar, cuando lo haga se convertirá en uno de los motores del desarrollo económico”, finalizó Lammens.