domingo, 25, octubre, 2020
CubaOnLine

Según una investigación que hizo Mensajero, una eventual partida del futbolista argentino puede implicar la pérdida de activos y negocios multimillonarios para Barcelona.

Debido al fracaso rotundo que implicó la angustiante derrota por 8 a 2 contra Bayern Munich en los cuartos de final de la Champions League, Barcelona tuvo que atravesar en las últimas tres semanas una tormenta sin precedentes con Lionel Messi como gran protagonista. Vacío, sin motivaciones de cara al futuro y enfrentado con la dirigencia que encabeza el presidente Josep Bartomeu, el capitán del equipo español decidió postergar su decisión de alejarse del club, donde sumó hasta el momento un total de 731 partidos oficiales, 633 goles, seis Balones de Oro y 33 títulos, un récord histórico para la institución, para España y para un futbolista argentino.

Si bien es impactante el hecho de pensar en un Leo con otra camiseta, también es sorprendente imaginar a Cataluña con ciertas consecuencias en términos turísticos, y más al tener en cuenta que el fútbol mueve millones de personas y de dinero, principalmente. Es tan rotundo el éxito que promueve la estrella argentina que, desde el 25 de agosto, la palabra Messi se convirtió en el principal tema de investigación del mundo y superó nada más y nada menos que al coronavirus en Google, Facebook, con 97 millones de aficionados, Twitter e Instagram, donde sumó más de dos millones de seguidores en apenas tres horas para finalmente llegar a más de 166 millones en total hasta el momento.

El show de Messi10 by Cirque du Soleil, la marca de ropa The Messi store, su propia cadena hotelera MiM Hotels (Majestic i Messi Hotels, compuesta por las propiedades Mim Sitges, Mim Ibiza Es Vivé y MiM Mallorca), un circuito ampliado para alentar desde las tribunas del Camp Nou, la venta de entradas, merchandising y camisetas  con el 10 estampado, los comerciales, los derechos de televisión y los sponsors (con todo lo que significan hoy en día para el marketing deportivo) son algunos de los ejemplos que, ante una eventual salida del astro argentino, podrían pasar a un segundo plano. Incluso, hay un recorrido por el museo del FC Barcelona, el tercero más visitado de España detrás del Museo del Prado y del Reina Sofía, que tiene un espacio dedicado pura y exclusivamente al deportista argentino.

Goles y acrobacias

Con 47 actores en escena, Messi10 es el primer espectáculo del Cirque du Soleil enfocado en un deporte y en este caso, resalta la pasión de una superestrella del fútbol a nivel mundial. Con gran innovación, el ambiente se torna muy festivo, repleto de adrenalina, talento y emoción, con pruebas acrobáticas nunca antes vistas. Escrito y dirigido por el coreógrafo Mukhtar O.S. Mukhtar, el show cuenta la gran historia de superación de un chico que logra hasta lo imposible sin rendirse jamás ante las adversidades.

Tanto los fanáticos del fútbol como aquellos que tal vez no son tan apasionados por una pelota número 5 reconocen que ver a Lionel Messi dentro de una cancha es una de las maravillas que hay que disfrutar sí o sí antes de partir de este mundo. Los grandes seguidores de La Pulga hacen hasta lo imposible para verlo a pocos metros de distancia desde un rato antes que cada árbitro hace sonar su silbato. A raíz de este atractivo, el FC Barcelona ideó una propuesta denominada Players Experience Tour, que consiste en tener un asiento VIP en una localización premium, butacas confort en la zona de jugadores, vistas privilegiadas del campo de juego, acceso a la sala más exclusiva del equipo catalán y un catering ininterrumpido.

Si el partido tal vez no es el esperado y surgen las ganas de “ir por más”, existe la posibilidad de conocer palmo a palmo el Camp Nou y recorrer el museo del FC Barcelona. El Basic Tour consiste en una visita guiada al estadio y a la institución que guarda los tesoros más preciados, con una duración estimada de una hora y media aproximadamente. Hay pantallas interactivas con videos y fotos de jugadas y momentos históricos de La Pulga, además de un espacio dedicado por completo a Messi en el que se exhiben algunos de los grandes trofeos que obtuvo a lo largo de su deslumbrante carrera.

Otras de las posibilidades a las que acceden los visitantes es el recorrido por la sala de conferencia de prensa, un espacio por el que supieron pasar entrenadores como Pep Guardiola, Johan Cruyff y Luis Enrique, entre otros, además de poder ingresar al vestuario visitante. A su vez, el Camp Nou Plus Tour es otra opción interesante, ya que ofrece la posibilidad de disfrutar una audioguía y una experiencia virtual con las gafas VR para sentarse en la grada y revivir goles y momentos únicos.

Por último, es importante remarcar que si se busca una experiencia más “sofisticada”, la opción ideal es la denominada Camp Nou Tour Experience, que se acerca a la perfección a través de un tour de las estrellas con guía oficial, la entrada al vestuario local del FC Barcelona, fotos profesionales de la visita, un paseo por el terreno de juego y un regalo oficial del equipo catalán.

Una voz autorizada

Guillermo Gaspart, CEO de ByHours, plataforma que permite reservar horas de hotel a nivel internacional, habló en exclusiva con Mensajero en relación al impacto que sufrirían el turismo y el fútbol español ante una posible partida de Messi. “Sin dudas puede haber repercusiones en el sector, pero lo centraría en aquellas personas que van al Camp Nou los días de partido pura y exclusivamente para verlo a él. De todas formas, hay muchos turistas que viajan para conocer especialmente nuestro estadio, el museo, y por supuesto, a los jugadores del mejor equipo del mundo”, indicó.

Guillermo, hijo de Joan Gaspart, quien se desempeñó como vicepresidente primero del FC Barcelona entre 1978 y 2000 y presidente entre 2000 y 2003, disfrutó al máximo el hecho de ver que su padre pudo darse el lujo de fichar a jugadores de la talla de Diego Armando Maradona, Ronaldo, Romário, Rivaldo, Ronaldinho y al mismísimo Messi. Sin embargo, reconoció que es “doloroso” superar el trago amargo de ver partir a Leo en algún momento, y más al tener en cuenta que el rosarino viajó a los 13 años para sumarse a las filas de La Masía luego de que el club aceptara pagar el tratamiento de la enfermedad hormonal que le habían diagnosticado cuando era chico: “En el corazón repercute como el final de cualquier relación, porque ha sido el ‘amor’ de nuestras vidas. Dudo que volvamos a ver algo parecido, y sobre todo, lo más complicado, que dure tantos años. En la cabeza me hace mirar hacia adelante, anteponer al Barça como institución y buscar la manera más rápida para volver a ganar títulos. Los jugadores van y vienen, pero el FC Barcelona es para siempre”.

Por último, el empresario español remarcó que la futura partida de Messi no cambiará en absoluto la postura de Cataluña y su estrategia turística, porque la principal preocupación en este momento es el COVID-19 y sus consecuencias. De hecho, dejó en claro que los visitantes seguirán apostando al destino: “Yo creo que Leo no es la principal fuente de ingresos en lo que refiere al turismo en Barcelona. Es un aliciente, un incentivo más para algunos viajeros, pero estoy seguro que seguirán viniendo a la ciudad”.

La visión desde Argentina

España recibe 11 millones de turistas deportivos por año, de los cuales el 85% son extranjeros que aportan 14.500 millones de euros al país. A su vez, el FC Barcelona aporta un 8% del total de este segmento puntual en la ciudad, con 2 millones de visitantes anuales que acceden al Experience Tour del Camp Nou.

A raíz de estos temas, Mensajero pudo dialogar con distintas fuentes cercanas a la Oficina Española de Turismo en Buenos Aires, quienes indicaron que “hay muchos viajeros que se enfocan en las finales de campeonatos, en El Clásico entre Barcelona y Real Madrid o en los partidos de la Liga de Primera División”.

El organismo, que remarca continuamente el interés de los argentinos por el país europeo y aún más por cada una de las ciudades que lo conforman, también habló sobre la gran repercusión que generó la posible salida de Messi del equipo culé: “Sin perjuicio del indudable atractivo que supone contar con una figura como él, Cataluña en general y Barcelona en particular son sólidos destinos turísticos que cuentan con un patrimonio monumental, cultural, gastronómico y natural que excede ampliamente lo futbolístico”.

Por último, desde la entidad sostuvieron que “las prioridades hoy por hoy pasan por apoyar el proceso de reactivación de la actividad, con el foco puesto en las medidas de control sanitario y protocolos en todos los espacios turísticos”.

¿Todo concluye al fin?

Más de una persona puede tomar como “contradictoria” la decisión de Messi, quien pasó de declarar que “era feliz” en el FC Barcelona a enviar el famoso “burofax” y buscar nuevos horizontes por haber cumplido un ciclo. Era su lugar en el mundo, donde proyectó vivir una vez finalizada su trayectoria como futbolista, precisamente porque la gente lo ama como a nadie. Sin embargo, sus prioridades hoy pasan por otro lado. Tiene 33 años y sus obsesiones pasan por alzar otra vez el trofeo de la Champions League y, por qué no, prepararse y jugar su última carta para ganar la tan ansiada Copa del Mundo en Qatar 2022. El 10 de la Selección tenía en su cabeza una película con final feliz. La realidad le rompió el guión perfecto a La Pulga. Su esposa Antonela y sus tres hijos Thiago, Mateo y Ciro, pilares fundamentales, seguirán apoyándolo en todo momento, a pesar del deseo imperioso del futbolista de armar las valijas para irse a otro lado, a otro país, a otro mundo. Restan solamente 10 meses para que finalice el contrato que une al rosarino con Barcelona, y en ese sentido Cataluña deberá comenzar a trabajar y planificar para ver qué tratamiento le dará al turismo y al fútbol luego de la partida de un gran ícono como Lionel Messi.