viernes, 23, abril, 2021

La provincia firmó un convenio con el MinTurDep para el desarrollo de obras de infraestructura en puntos turísticos menos conocidos. 

En el marco del Plan 50 Destinos, Santa Cruz, representada por su gobernadora Alicia Kirchner, firmó un convenio con el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación para ejecutar una serie de obras turísticas en destinos emergentes de la provincia. En un encuentro virtual, la mandataria y Matías Lammens rubricaron el acuerdo que establece una inversión superior a 40 millones de pesos.

Kirchner destacó la importancia de estas obras, ya que en la actualidad se encuentran impulsando ciudades y regiones que usualmente no son tan concurridas por los viajeros. “Además, esto ayuda a nuestras acciones para conservar las fuentes de empleo y puestos de trabajo”, agregó. Por su parte, Lammens celebró la línea de trabajo ejecutada por la gobernación para desarrollar turísticamente a zonas menos conocidas.

Matías Lammens, durante la firma del convenio con Alicia Kirchner

Las obras proyectadas incluyen la construcción de miradores a lo largo de la costanera en Puerto Santa Cruz para embellecer el paseo y para que sean puntos de observación de aves y fauna marina. Por su parte, en El Chaltén se levantará una sala de espera con sanitarios en la cabecera sur del Lago del Desierto, junto con dos casillas de material prefabricado que servirán como refugio y control de senderistas en los inicios de las etapas Glaciar Torre y Glaciar Huemul. También está prevista la instalación de señalética para las ocho instancias del sendero Huellas de Glaciares.

En tanto, otro de los puntos a tener en cuenta será la refuncionalización del uso público recreativo y turístico de la Reserva Geológica Provincial Laguna Azul, ubicada a 60 kilómetros de Río Gallegos. A su vez, se pondrá en valor el sitio arqueológico del Cerro de los Indios con la creación de un centro de interpretación. Por último, en Caleta Olivia se colocarán dos trailers que funcionarán como el Centro de Interpretación Punta Sur. Está pensado como un espacio que promueva la educación del entorno marino en armonía con el medio natural, contribuyendo a la conservación de la flora autóctona y fauna marina.