lunes, 20, septiembre, 2021
CubaOnLine

Según un estudio difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, ese fue el impacto económico de la pandemia en el sector entre marzo y agosto.

Las estrepitosas caídas en los números del turismo no dejan de sorprender, aunque se estén por cumplir cinco meses desde el inicio de la cuarentena en el país. La pandemia causó una crisis nunca antes vista en la industria y las cifras lo demuestran. Un claro ejemplo de este cimbronazo sin precedentes es el estudio difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que habla de una pérdida de ingresos por 77.890 millones de pesos para el turismo nacional entre marzo y agosto.

“El balance es por los seis fines de semana largos perdidos por la cuarentena y las vacaciones de invierno. Incluye lo que se hubiera gastado en forma directa por turistas y excursionistas. Fue un duro golpe al sector y a las economías regionales, porque lo que se perdió y se perderá no se recupera”, dijeron desde la entidad.

De ese monto total, hay 66.347 millones de pesos que corresponden a dinero que dejó de ingresar por turistas, en tanto que los otros 11.543 millones representan una merma por excursionistas.

A su vez, el informe de CAME asegura que “el verdadero mazazo fueron las vacaciones de invierno”, en las que, salvo algunas excepciones, la mayoría decidió quedarse en su casa. En ese período especial se perdieron 41.000 millones, lo cual representa un 52% del total.

“Hay que tener en cuenta que estos valores son sólo de los fines de semanas largos y receso de invierno. A esto se debe agregar el movimiento generado por congresos y convenciones, turismo estudiantil, social, corporativo, religioso y de salud, entre otros”, completaron. Por último, consignaron que el sector deberá aguardar, como mínimo, hasta marzo de 2021 para volver a niveles pre crisis, “sin ninguna capacidad de recuperación de los ingresos perdidos”.