domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Desde hoy y hasta el 18 de agosto, las pymes del rubro podrán anotarse en el Fondo de Asistencia y Capacitación Turística.

Tras muchos idas y vueltas, el Plan de Asistencia, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT) se puso completamente en marcha. El último de los tres fondos que lo componen (el Fondo de Asistencia y Capacitación Turística) fue habilitado desde hoy. Las pymes interesadas podrán anotarse hasta el 18 de agosto a través del sitio web del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación.

Los beneficiarios recibirán un salario mínimo, vital y móvil por trabajador durante seis meses. Se otorgará en cuatro cuotas y podrá ser destinado únicamente para pagar salarios, gastos operativos, servicios, material promocional y servicios de consultoría. El 30% del aporte no reembolsable se abonará al inicio del plan, otro 30% llegará a los 60 días, mientras que a los 90 días se percibirá el mismo porcentaje. Finalmente, a los 180 días se terminará de cobrar el 10% restante.

¿Qué cantidad de dinero recibirán las empresas seleccionadas? Eso dependerá, por supuesto, de su tamaño. En el caso de las micropymes de hasta siete empleados, la asignación total que les dará el Ministerio de Turismo y Deportes, distribuida en esos cuatro pagos, será de hasta 708.750 pesos. Las firmas pequeñas con una plantilla a tiempo completo de entre 8 y 30 personas tendrán entre 810.000 y 3.037.500 pesos, en tanto que las “medianas tramo 1” con una cantidad de empleados que oscile entre 31 y 165 recibirán entre 3.138.750 y 16.706.250 pesos. ¿Qué pasa con las compañías que superen ese número de trabajadores? También estarán incluidas en el FACT, pero se les asignará un techo de un salario mínimo, vital y móvil multiplicado por 165 contratados durante seis meses. Es decir, por más que una firma turística cuente con una plantilla de 700 personas, en ningún caso cobrará más de 16.706.250 pesos.

Entre los requisitos para anotarse figuran la constancia de inscripción en actividades económicas en AFIP que acredite que la pyme realiza alguna de las actividades contempladas para gozar de esta ayuda estatal, el certificado pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo, constancia de inscripción a AFIP con impuestos activos que compruebe actividad mínima de un año al momento del inicio de la pandemia, último F931 AFIP que detalle la condición de empleador, nómina de personas contratadas por medio del reporte F-931, justificar una situación crítica mediante una caída interanual en la facturación declarada para el segundo trimestre (abril, mayo y junio 2020 vs. abril, mayo y junio 2019), certificado de antecedentes penales y chequear en qué corredor turístico se encuentra ubicada la compañía solicitante, aunque este último punto no es excluyente para aplicar al fondo.

El proceso de selección estará a cargo de una consultora contratada para brindar asistencia operativa con evaluadores externos, que se encargarán de calificar a las pymes por medio de un sistema de puntos a partir de algunas ponderaciones. En primer lugar, se tendrá en cuenta la ubicación geográfica en localidades priorizadas para alojamientos, hospedajes y establecimientos gastronómicos. En el caso de agencias de viajes y servicios recreativos turísticos se considerará la comercialización de productos nacionales en destinos priorizados. También tendrán importancia otros criterios como “inclusión” (recibirán un mayor puntaje las firmas que ofrezcan servicios o contraten a personas con discapacidad o en situaciones de vulnerabilidad social, por ejemplo) y “equidad de género” (serán mejor consideradas las compañías con más participación de mujeres en la nómina de empleados).

Por último, como contraprestación, los beneficiarios estarán obligados a mantener su plantilla mientras esté en vigencia el FACT. A su vez, deberán cumplir con capacitaciones virtuales para el 70% del personal, como mínimo, y adaptar sus instalaciones siguiendo los protocolos de seguridad e higiene aprobados por las autoridades sanitarias.