sábado, 4, diciembre, 2021

“La ciudad tiene su actividad comercial recuperada en un 90%”, aseguró Mariano Riquelme, secretario de Turismo y Producción de la localidad chubutense. 

Desde el 10 de junio, Esquel comenzó con la reapertura progresiva. En este marco, el secretario de Turismo y Producción local, Mariano Riquelme, se mostró satisfecho con el nivel de respuesta del público y tiene buenas perspectivas respecto a futuras habilitaciones en la provincia. De esta manera, el destino se convirtió en el primero de Chubut en llevar adelante la reapertura gastronómica.

“Hemos trabajado principalmente con restaurantes, cervecerías y confiterías. Dos meses después, la ciudad tiene su actividad comercial recuperada en un 90%”, subrayó Riquelme.

En este sentido, explicó que al momento de la reapertura no había seguridad respecto de cómo reaccionaría el público y, sin embargo, la respuesta fue inmediata: “Muchos locales están acompañando al movimiento gastronómico, eso habla de la solidaridad que tiene Esquel como comunidad”. Asimismo, hizo hincapié en el compromiso de dueños y empleados al aplicar los protocolos.

Por otro lado, resaltó la inyección que le otorga al sector gastronómico el flujo que se genera con otras localidades del departamento Futaleufú, con las cuales está liberado el tránsito. En particular, el permanente contacto con Trevelin.

Riquelme  también se refirió a la posibilidad de que se habilite la actividad turística y a que están tramitando a través del Ministerio de Turismo de Chubut, una activación microrregional con conexiones con algunos departamentos vecinos. “Sabemos que en el aspecto económico no va a ser significativo pero sí va a servir para aplicar los protocolos de alojamientos, de emergencias, y empezar a practicar para que cuando sea más masivo”, aclaró.

A su vez, indicó que un buen punto es que Esquel encuadra dentro de lo que se estima que van a ser las nuevas motivaciones de viaje del turista pospandemia: lugares poco masivos donde no haya grandes aglomeraciones de gente, con mucho espacio para hacer actividades al aire libre. “Entendemos que los turistas de las grandes ciudades que todavía están en aislamiento buscarán tranquilidad y naturaleza y en Esquel las encontrarán. Estamos esperando el verano con nuestro Parque Nacional Los Alerces, que es uno de los principales atractivos, diseñando actividades y circuitos para el nuevo turista, amante de la naturaleza”, concluyó.