sábado, 8, agosto, 2020
CubaOnLine

La propuesta de Fernández Patri obtuvo dictamen en la Comisión de Defensa del Consumidor. La oposición lo volvió a tildar de insuficiente y pidió unificar los proyectos. 

Luego de que la emergencia turística fuera discutida hace 14 días en Diputados, el debate se trasladó este martes a la Comisión de Defensa del Consumidor, el Usuario y la Competencia, que ratificó los dictámenes emitidos por la Comisión de Turismo. Tras más de tres horas de exposiciones, el Plan de Auxilio, Capacitación, Infraestructura y Promoción del Turismo Nacional, que lleva la firma del diputado formoseño Ramiro Fernández Patri, obtuvo 17 votos contra 13 del texto que busca declarar la emergencia turística (hubo una diputada ausente que no llegó a votar), y ahora deberá pasar en Presupuesto y Hacienda para llegar al recinto.

Con la presencia de una parte importante del empresariado turístico argentino, que volvió a dejar en claro sus exigencias para el armado de la ley, la discusión entre los parlamentarios fue tomando temperatura con el correr de la sesión. Las diferencias, surgidas de las reuniones que mantuvieron en la semana los privados con las autoridades del oficialismo y de la oposición, quedaron a la vista en cada uno de los discursos.

En primer término, Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo, reclamó algo que ya le planteó personalmente al ministro Matías Lammens en los últimos días: «Arrancamos con un ATP del 50% y hoy no alcanza más. Los costos fijos que seguimos pagando hacen que la asistencia del Estado sea insuficiente. Necesitamos que esto esté escrito en la ley, porque de esa manera los empresarios podrán saber qué horizonte tienen por delante y analizar si podrán aguantar». Este fue uno de los aspectos que más contrapuntos generó, aunque el Gobierno nacional se habría comprometido a incluirlo más adelante. De hecho, cuando tomó la palabra, Fernández Patri aseguró que analizan extender hasta fin de año el programa de asistencia para el pago de salarios para turismo, aunque aclaró que «la Comisión de Presupuesto y Hacienda será una buena instancia para ver hasta cuándo pueden garantizarlo».

La frase no cayó bien en el diputado opositor Alfredo Cornejo, autor del proyecto que busca declarar la emergencia turística y que salió de la Comisión de Turismo con dictamen de minoría: «La propuesta de Patri no da beneficios fiscales ni declara la emergencia turística. El programa de preventa es bienvenido, pero será solamente para los que queden en pie. En cambio, el dictamen de minoría da claros incentivos impositivos en materia de Ganancias y de IVA. Planteamos estos temas porque son los que el sector necesita, tanto grandes como chicos. ¿Es lo mismo un plan de promoción que una emergencia con incentivos fiscales? No, porque el segundo busca que no quiebren las empresas«. Al mismo tiempo, pidió que la emisión monetaria no se destine solamente al sostenimiento del Estado, sino que también se piense en el turismo.

Ante esta crítica, Fernández Patri contestó que su proyecto «probablemente pueda ser enriquecido y contemplar muchas otras cosas», como extender la duración, prevista inicialmente hasta diciembre de este año. Al mismo tiempo, explicó que el texto aún no incluye beneficios fiscales concretos porque la Comisión de Presupuesto y Hacienda se encuentra tratando un paquete de moratoria impositiva que «puede sufrir modificaciones». «Queremos ver cómo saldrá ese proyecto para tener en cuenta qué cosas no incluye y complementar nuestra propuesta una vez que llegue al recinto. Con esto quiero decir que el texto no está cerrado, sino que estamos esperando que se den un conjunto de variables económicas para poder tomar la decisión final«, agregó.

Por su parte, Elías le pidió grandeza al sector político y solicitó que trabajen en equipo, sin importar de dónde venga la iniciativa. En ese contexto, casi al cierre de la tanda de oradores, el diputado Gustavo Menna, coautor junto a Cornejo del proyecto con dictamen de minoría, esgrimió falta de voluntad política de parte del oficialismo para trabajar en un solo documento. «En la semana escuché que los representantes de varias cámaras habían llegado a un acuerdo con el Gobierno, pero hoy me encontré con que no podemos trabajar en un solo documento. No cambió nada», se quejó.

Fernández Patri remarcó que hubo voluntad de diálogo y que hablaron con Cornejo, Lammens, Menna y con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa. «Probablemente todavía no hayamos llegado a un consenso, pero tenemos que trabajar para la mejor ley posible, y eso lo marcará la realidad. Recién lo sabremos cuando dimensionemos el impacto económico que tengan todas estas medidas. Acá hay responsabilidad de gobierno y por eso nos estamos tomando el tiempo para analizar cada situación. Hay que ser responsables con la administración de los fondos públicos», advirtió.

Por último, antes de la votación, la diputada rionegrina Lorena Matzen pidió que se llame a un plenario de comisión para que ambas partes puedan trabajar en un documento único: «Los senadores del bloque oficialista están presentando sus propios proyectos, y eso me parece una acción dilatoria. Les pido que nos sentemos a trabajar en un proyecto común que le dé respuestas reales al sector».