miércoles, 12, agosto, 2020
CubaOnLine

El ministro de Turismo y Deportes de Salta, Mario Peña, habló con Mensajero luego de la declaración de la emergencia turística en la provincia. 

¿Qué sensación te dejó la declaración de la emergencia turística en Salta?

-Logramos una ley que construimos con el sector privado, tomándonos el tiempo necesario. Conseguimos que tenga los resortes adecuados para acompañar con una cierta previsibilidad. El Ejecutivo la puede prorrogar por seis meses más. Pusimos absolutamente a todos en la construcción, con el convencimiento del gobernador.

¿El proyecto tuvo consenso de todas las partes? ¿Fue inicialmente propuesto por el sector privado y ustedes acompañaron o viceversa?

-Hace 30 días que nos reunimos con el sector y nos pusimos a trabajar juntos. Ni siquiera es que hubo un proyecto de un lado o del otro. Existió un convencimiento del gobierno salteño de que esto tenía que salir. Fuimos trabajando juntos y anotando cosas que las partes iban sugiriendo. Incluimos todo lo que está disponible en la provincia en materia tributaria y fiscal, así como también la posibilidad de que algunos prestadores puedan trabajar desde sus casas, sin tener local habilitado. De esta manera, los liberamos del alquiler.

¿Qué se puede rescatar de esta ley en materia impositiva y crediticia?

-En primer lugar, prevé la excepción de abonar los impuestos provinciales y el diferimiento del 50% para el año que viene. Por otro lado, se suspendieron el canon por el permiso de venta de bebidas alcohólicas para gastronómicos y la tasa para uso de vehículos de las agencias. Por otro lado, destinamos una suma de 50 millones de pesos para garantizarles a las pymes el acceso a los créditos.

¿Con ese aval del Estado se podrá acceder a cualquier crédito bancario o sólo se implementa para alguno en particular?

-A cualquiera a través de las SGR. Transferimos ese fondo específico a Garantizar. Si vemos que se puede ampliar y el Estado tiene los recursos para hacerlo, sin dudas se llevará a cabo.

¿Ya está estipulado cómo se cancelará el saldo restante de los impuestos diferidos?

-Esa parte podrá ser abonada hasta en 12 cuotas mensuales sin interés en el ejercicio 2022. Los detalles van a estar en la reglamentación. Estamos poniendo beneficios con vista a dos años.

¿De qué manera acompañará el Estado a las pymes frente a las empresas prestadoras de servicios públicos?

-Vamos a estar reduciendo cerca del 50% en la tarifa de la luz para la hotelería, de manera tal que paguen en forma variable y con un monto mínimo, y no por potencia contratada. Además, en cuanto al servicio de agua, aquel que no abra sus puertas no va a pagar hasta el año que viene y, cuando llegue ese momento, lo hará sin ningún tipo de interés. El que pueda abonarlo porque abrió lo hará, pero el que no trabajó no incurrirá en ningún tipo de incumplimiento. Incluimos a todos los sectores de la actividad y construimos esta ley, que nos da la posibilidad de preservar la fuente laboral a través del sector privado. Si los liberamos de las cargas que pone el Estado será más fácil.

¿En qué estado se encuentra hoy la campaña de turismo interno para salteños?

-Es una herramienta adicional a todas las que podamos seguir aportando. Va a llegar el momento de la apertura, en el que tendremos que mirar cuáles son las pymes que lograron subsistir. Llevamos 40 días abiertos y es imposible recuperar todo lo que significa el turismo para la provincia sólo con los salteños, pero da algo de oxígeno.

¿Cuál es la situación actual de los prestadores turísticos de la provincia?

-Sabíamos que no había una medida para contener a todos y desde ese lugar empezamos a transitar un camino. La plataforma de venta futura fue un oxígeno interesante. La ayuda de los ATP cubre a una parte del sector, pero no a todo por la informalidad que hay. Sin embargo, esa herramienta permitió tener un alivio muy importante. Después gestionamos créditos a tasas bajas que vinieron a través del CFI. Creemos que las garantías llevarán un respiro a muchas pymes de mediana escala. Además, con la nueva herramienta y la posibilidad de transcurrir esta etapa con turismo interno, lograremos contener a la mayor cantidad de actores y la recuperación será más rápida.