domingo, 7, marzo, 2021
CubaOnLine

Con números muy parecidos a los de abril, el quinto mes del año arrojó una caída de 95,8% en la cantidad de pasajeros transportados por aerolíneas de América Latina. 

Si bien era algo esperable por el cierre de fronteras en todo el continente y por las fuertes restricciones a los viajes, incluso a nivel interno, el tráfico de pasajeros de mayo, en América Latina y el Caribe, sufrió una caída de 95,8% en comparación con el mismo mes del año pasado. Se trata de un número muy similar al registrado en abril, cuando se produjo una retracción de 97%.

Estas cifras se desprenden del informe mensual que publica la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA). En total, las aerolíneas que operan en la región tan sólo trasladaron a un millón y medio de personas, lo cual representa 33.540.984 pasajeros menos en la comparación interanual.

Alcanza con mencionar que en cualquier día de mayo del 2019 viajaron más personas que en todo mayo del 2020 para entender la magnitud de la caída. A su vez, al igual que en abril, los únicos mercados que se mantuvieron operativos fueron los de Brasil, México y Chile. Así y todo, presentaron disminuciones de tráfico superiores al 90%.

El presidente de ALTA, José Ricardo Botelho, adelantó que la situación seguirá igual en junio, aunque se podría ver una leve recuperación por el reinicio de las actividades aerocomerciales en Ecuador. “Recién en julio comenzaremos a ver los resultados de una mayor apertura en el Caribe, principalmente”, agregó.

El acumulado del año ya roza una retracción del 42,3%, número que se traduce en una baja de 76 millones de pasajeros y en una pérdida de más de 15.000 millones de dólares en ingresos para las líneas aéreas que vuelan por América Latina.

Por su parte, hubo 149.859 pasajeros que viajaron hacia y desde la región durante el quinto mes. Es decir, hubo un 98,7% menos que el año anterior.

Ante este contexto, las autoridades de la asociación agradecieron la disposición que tuvieron los gobiernos del continente para dialogar con la industria, aunque insistieron en la urgencia de permitir el reinicio del transporte aéreo, “siguiendo las recomendaciones de salud y seguridad del grupo CART organizado por la OACI”.