sábado, 8, agosto, 2020
CubaOnLine

Miembros de la cámara explicaron a los senadores Ana Ianni y Maurice Closs que la medida no debe ser sólo para pymes y remarcaron la importancia de los beneficios fiscales.

Luego del encuentro que mantuvieron con el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, representantes de la Cámara Argentina de Turismo (CAT) se reunieron con los senadores Maurice Closs y Anna Ianni. 

La charla, al igual que la llevada a cabo junto al funcionario nacional, se enfocó en intentar encontrar puntos de acuerdo respecto de la Ley de Emergencia Turística que el sector espera que se declare a la brevedad

Hoy, en la Cámara de Diputados hay 13 proyectos que esperan comenzar a tratarse mañana pero, en paralelo, el Ejecutivo trabaja en una versión que apunta principalmente a ser un auxilio, aunque los detalles mucho no se conocen porque la confección del documento se mantiene en extremo secreto

En este contexto, la cita que mantuvo la CAT con los legisladores del bloque Frente de Todos -que integran la Comisión de Turismo- buscó ser un medio para canalizar las prioridades del empresariado argentino para salir de la crisis, evitando cierres y la consiguiente pérdida de empleos.

En principio, explicaron, «se analizaron los proyectos de autoría de Closs y Ianni y la importancia de que la vigencia de esta la ley se extienda por un año y sus beneficios alcancen a todas las empresas del sector turístico -no solamente las pymes- comprendidas en la Ley Nacional de Turismo 25.997″.

Asimismo, pidieron que el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) se mantenga durante todo el lapso de vigencia de esta emergencia.

«Se trató la necesidad de alcanzar beneficios fiscales, particularmente respecto al régimen de IVA e Impuesto a las Ganancias», puntualizaron desde CAT. 

A su vez, indicaron que esto se pide con el objetivo de alcanzar un corrimiento de los vencimientos, y la posibilidad de aplicar como crédito de libre disponibilidad el crédito fiscal del IVA generado por el régimen vigente respecto al turista extranjero.

A su vez, se trasmitió la importancia de establecer la deducibilidad de los gastos de turismo interno respecto al impuesto a las Ganancias por un amplio período.

Finalmente, solicitaron que se incluya en el proyecto de ley una disposición que aclare que los límites temporales previstos por los artículos 220, 221 y 222 de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744, como consecuencia de la emergencia sanitaria, no regirán para las suspensiones por falta de trabajo y fuerza mayor dispuestas en los términos del artículo 223 bis de esa ley.

«Hoy la extensión extraordinaria de esos acotados límites temporales está atada a la vigencia de los DNU sancionados. Es posible que cuando esos DNU pierdan vigencia aún el sector turístico siga en estado de crisis, por eso es necesario que se garanticen las condiciones legales que permitan la subsistencia de este sistema excepcional», aclararon. 

Para cerrar, otra de las cuestiones tratadas fue la de la necesidad insoslayable de disponer un plan de estímulo al consumo turístico que, considerando las medidas dictadas en diversos países de Europa y de América, aliente las reprogramaciones de los servicios turísticos que no se presten en las fechas inicialmente previstas, por causas vinculadas al COVID-19; y desaliente los reembolsos en dichas circunstancias.