sábado, 8, agosto, 2020
CubaOnLine

Se trata de la tercera línea aérea latinoamericana en acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de ese país, luego de que lo hicieran Avianca y Latam. 

La crisis aerocomercial en Latinoamérica por la pandemia de coronavirus no se detiene. Conforme pasan las semanas, cada vez más empresas manifiestan las dificultades financieras y la poca liquidez de caja. Esta vez, fue el turno de Aeroméxico, que decidió acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos. La buena noticia para sus clientes es que seguirá operando normalmente, mientras utiliza la protección que le brinda esa norma para renegociar la deuda con sus acreedores.

«Hemos iniciado un proceso voluntario de reestructura financiera para fortalecernos. Continuamos operando con normalidad y con el servicio de la más alta calidad», dijeron desde la aerolínea a través de su cuenta de Twitter. Según adujeron, la decisión se tomó para robustecer la posición de la firma «e implementar los ajustes necesarios para hacer frente al impacto del COVID-19 y crear una plataforma sustentable para el futuro».

Para tranquilidad de las personas que hayan adquirido pasajes para volar con Aeroméxico, cabe aclarar que el Chapter 11 está diseñado en cierta forma para que las empresas puedan mantener sus operaciones en tanto reorganizan sus finanzas. «Todos los boletos, reservas, vouchers electrónicos y Puntos Premier se mantienen vigentes de acuerdo con los términos y condiciones actuales», aclararon.

Por último, avisaron que no esperan cambios en las labores y responsabilidades diarias de sus trabajadores y confirmaron que todos seguirán cobrando sus salarios de manera habitual. A su vez, aseguraron que la aerolínea tiene la intención de seguir contratando bienes y servicios de sus proveedores, y de mantener los acuerdos comerciales vigentes con otras líneas aéreas, incluida su alianza estratégica con Delta Air Lines.

De esta manera, Aeroméxico se convirtió en la tercera compañía aérea latinoamericana en presentar quiebra en Estados Unidos. Semanas atrás ya lo habían hecho Latam y Avianca.