lunes, 13, julio, 2020
CubaOnLine

El informe que publica el INDEC arrojó una caída interanual del 100% en la actividad del sector. A su vez, midió los servicios sanitarios que brindaron los alojamientos. 

No es ninguna sorpresa: con la actividad turística frenada desde el 20 de marzo y con la industria hotelera paralizada incluso desde unos días antes, la ocupación en Argentina fue totalmente nula. Esto implicó una variación interanual negativa histórica del 100% con respecto al mismo mes de 2019, según los datos que aportó el INDEC en la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH). En aquel momento, la cantidad de turistas (residentes y extranjeros) que se alojaron en establecimientos del país fue de 1.549.744 y las pernoctaciones fueron 3.421.900, mientras que en el cuarto mes de 2020 el número marcó cero en ambos casos.

«Dado que el objetivo de la EOH es dar seguimiento a la actividad turística y que este servicio estuvo restringido por la normativa vigente, el resultado fue nulo durante abril», dijeron desde la entidad.

Si bien no hay mucho más para analizar dada la contundencia de esta cifra negativa, un punto interesante del documento es el análisis de los servicios sanitarios que brindaron los hoteles en ese período. «Se ahondaron esfuerzos con el fin de recabar información sobre la actividad que, aunque limitada, se desarrolló en el marco de la emergencia sanitaria. Se logró identificar un total de 273 establecimientos, en 49 localidades, que prestaron algún servicio de alojamiento», consignaron desde INDEC. Las conclusiones se basaron en datos aportados por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, la Cámara Argentina de Turismo y otras instituciones.

Bajo el nombre de Encuesta de Ocupación Hotelera en el Marco de la COVID-19 (EOHMC), se conoció que se hospedaron 12.254 personas por cuestiones de repatriación y de cumplimiento de cuarentena, con un total de 59.891 pernoctaciones. El promedio de la estadía fue de 4,9 noches. Hubo 10.776 viajeros con residencia en Argentina, mientras que los extranjeros fueron apenas 1478. La Ciudad de Buenos Aires fue la región que más pasajeros recibió, con 6566 residentes y 993 no residentes.

Por último, la tarifa promedio por habitación, que se aplicó por acuerdos entre los hoteles y gobiernos locales, fue de 1872 pesos.