jueves, 26, noviembre, 2020
CubaOnLine

A través de espacios virtuales, los clientes de la compañía podrán acceder a sesiones con expertos en salud mental.

El aislamiento social obligatorio generado por la crisis sanitaria mundial que desató el coronavirus cumplió más de tres meses en Argentina. Los esfuerzos de los diferentes gobiernos y empresas de todo el mundo se centran en prevenir contagios, salvar vidas y avanzar científicamente en el diagnóstico anticipado y cura de la COVID-19. Sin embargo, este tiempo de cuarentena ha generado consecuencias de toda índole, incluyendo la psico-emocional.

En algunos casos, el encierro puede ocasionar trastornos psicológicos y hasta psiquiátricos en las personas, que pueden ser prevenidos y/o controlados a tiempo. De acuerdo con un estudio del Observatorio de Psicología aplicada de Buenos Aires, el 60% de los argentinos estiman que su salud mental empeoró desde que comenzó la crisis sanitaria, con cuatro sentimientos que resaltan por encima de los demás como la incertidumbre, el cansancio, la depresión y el desaliento.

Teniendo en cuenta esta realidad, que no es ajena al resto de países de la región, Assist Card decidió avanzar y reinventarse. En torno a su experiencia y vocación de servicio, la compañía de asistencia al viajero lanzó un nuevo servicio de asistencia psicológica para beneficiar la salud mental de quienes la requieran.

En la primera fase, la firma pondrá a disposición de todos los argentinos la posibilidad de comunicarse telefónicamente para solicitar una sesión de diagnóstico, y posteriormente, establecer horarios y cantidad de consultas requeridas.

El servicio está enfocado a la orientación psicológica remota para personas que lo necesiten ante diferentes situaciones. Es importante aclarar que no es un sustituto de la terapia ni podrá ser utilizado para realizar intervención en crisis o atender emergencias psicológicas. Se podrá solicitar las 24 horas del día a través del call center para programar las consultas de domingo a domingo entre las 5 y las 17 hs.

“Es un producto innovador que ofrecemos para todos los argentinos, con el fin de ayudar, aportar y buscar soluciones tecnológicas en el acompañamiento de los trastornos mentales causados por la cuarentena. Con esta nueva solución, las personas tendrán sesiones en español y virtuales (telefónica o por videollamada) con una duración aproximada de 30 minutos”, afirmó Alexia Keglevich, CEO Global de ASSIST CARD.

La idea fue gestada hace algunos meses por la compañía y se engloba dentro de las tendencias de las healthtech. Forma parte de la unidad de negocios de salud denominada Medicall (que se lanzó en abril con el servicio de médico a domicilio) y que tiene como objetivo brindar soluciones de salud primaria a las personas en su país de residencia.

“La OMS alertó que la pandemia aumentará de forma exponencial los problemas de salud mental en el mundo y, por esa razón, desde la compañía seguimos trabajando de la mano con los gobiernos nacionales para adelantarnos, con el fin de asistir psicológicamente a todas las personas que necesiten un acompañamiento para superar los desafíos de esta situación atípica”, concluyó Keglevich.