viernes, 3, julio, 2020
CubaOnLine

FAEVYT y el Ministerio de Turismo y Deportes dieron a conocer un documento de 29 páginas con las pautas sanitarias que deberán cumplir las firmas del sector.

Luego de meses de trabajo conjunto entre el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, FAEVYT, el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y las provincias nucleadas en el Consejo Federal de Turismo, se publicó el protocolo específico para agencias de viajes. El texto se resume en dos capítulos. El primero de ellos, Nomenclatura y medidas generales, contiene los lineamientos publicados desde el inicio de la pandemia por el Ministerio de Salud de la Nación, mientras que el segundo, llamado Particularidades, detalla las disposiciones específicas para la operación de estas empresas.

Entre sus principales objetivos se encuentra la implementación de reglas para resguardar la salud y el bienestar de trabajadores, trabajadoras y turistas. Con esta iniciativa también se busca dar respuesta a las necesidades del sector por las instrucciones que restringen su actividad, mitigar y evitar la propagación del virus, acompañar las disposiciones sociales que las autoridades establezcan y garantizar la continuidad de la actividad turística.

En el primer apartado se recomienda colocar información visible sobre las pautas de higiene y distanciamiento social, que siempre debe ser de dos metros y que aplica tanto a empleados como al público que concurra al establecimiento. A su vez, el documento pide evitar el contacto físico al saludar y las reuniones en espacios cerrados. «En caso de que no pueda mantenerse la distancia mínima de seguridad, considerar la instalación de mamparas y paneles de vidrio de fácil y frecuente limpieza», detalla el protocolo.

En cuanto a los puntos específicos para las agencias se destaca la recomendación de controlar siempre al personal previo a su ingreso al trabajo para la detección de síntomas compatibles con COVID-19. «Esto se puede lograr a través de varias técnicas, incluyendo equipos como termómetros sin contacto o cuestionarios sencillos», agrega el primer inciso de este capítulo. Además, resalta el cumplimiento del distanciamiento, la higiene de manos y la capacitación al personal para reconocer señales de la enfermedad.

Con respecto al viaje hacia y desde el local, aconseja eludir el transporte público y utilizar bicicletas o automóviles. También se promueve la modalidad del teletrabajo, la organización en grupos o equipos para facilitar la interacción reducida, el establecimiento de turnos rotativos y un escalonamiento del horario de ingreso y egreso.

A la hora de atender al público recomienda alentar el uso de medios digitales para realizar las gestiones de manera online, incluyendo pagos, envío de vouchers, facturas, documentación contable y reservas. En caso de no contar con los softwares necesarios se puede coordinar previamente con el cliente la forma más adecuada para el envío de toda esta información. En tanto, para la atención presencial sugiere otorgar turnos con horarios definidos para evitar la aglomeración de personas dentro del local.

La guía completa, en este link.