miércoles, 23, septiembre, 2020
CubaOnLine

El sector privado presentó los protocolos al Gobierno nacional y hay optimismo con respecto a la reactivación.

Del otro lado del Río de La Plata ya comienzan a pensar en la “nueva normalidad” de la actividad. Es por eso que la Cámara Uruguaya de Turismo entregó al gobierno una propuesta con medidas para apaciguar los efectos negativos que la pandemia ocasionó en las empresas locales. A partir de entonces, una mesa de trabajo será la encargada de evaluar los protocolos, según se dispuso en una reunión con el presidente Luis Lacalle Pou.

En el sector privado del país vecino muestran optimismo con respecto al pronto lanzamiento de los protocolos oficiales y la apertura del turismo interno. Cabe aclarar que, desde el arribo de la pandemia, no se supera los 900 contagios y es casi nula la circulación del virus.

El presidente uruguayo recibió a integrantes de la Cámara de Turismo y llevaron adelante una reunión en la que se resolvió la creación de un grupo de trabajo que defina las medidas para la reactivación, un tema que consideran de suma urgencia entre los empresarios de la industria.

Germán Cardoso, ministro de Turismo, anunció luego de la reunión que los protocolos serán aprobados a la brevedad pero que, al mismo tiempo, las fronteras no reabrirán antes de agosto, más allá de que haya vuelos pendientes para el mes de julio. Es decir que la llegada de turistas extranjeros, por el momento, no es una opción viable.

Tan avanzados están los trabajos en pos de volver al ruedo, que desde el sector privado consideran que la reactivación del turismo a nivel local se dará dentro de los próximos 30 días. Incluso, algunos establecimientos comenzaron a tomar reservas para la primera semana de julio.