lunes, 13, julio, 2020
CubaOnLine

Tanto FAEVYT como CAT, AHT, CELADI y AVAECE emitieron comunicados en los que dan cuenta de su preocupación y alertaron sobre la necesidad de conectividad.

Luego de que se conoció la noticia de que Latam se va del país, aunque aseguraron que seguirán operando las rutas internacionales a través de sus otras filiales, el sector empresario nacional dio su opinión sobre lo que representa para la industria turística del país esta noticia.

La Federación Argentina de Asociaciones de empresas de viajes y turismo (FAEVYT) expresó «su profunda preocupación» y resaltó los 1700 puestos de trabajo que están en juego.

«En un contexto como el que atravesamos, agravado por una pandemia que paraliza las actividades comerciales en todo el mundo y que afecta principalmente al turismo, este nuevo golpe es una muestra más de la crisis que nos toca afrontar como sector», remarcaron.

En la misma línea, desde la Cámara Argentina de Turismo (CAT) resaltaron que esta salida «se trata, sin lugar a duda, de un durísimo golpe para el sector turístico nacional, ya que al ser una actividad profundamente federal necesita de la conectividad para desarrollarse».

Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT), explicó que para la hotelería, cada turista transportado es un huésped potencial: «El crecimiento del 60% en la conectividad aerocomercial fue uno de los pilares fundamentales para que el turismo generara el 5% del PIB nacional, se constituyera como el cuarto complejo exportador del país y empleara formalmente a más de 1,2 millones de personas. Con la reducción de la conectividad, todo lo alcanzado está en riesgo».

En este sentido, la Asociación Civil de Agentes y Agencias de Viajes Pymes Argentinas (AVAECE) expuso que «la falta de competitividad y conectividad en el sector aerocomercial no es un buen presagio, ni indicador para el desarrollo de la Industria Turística en la República».

El comunicado de la cámara alerta sobre cómo esto «afectará fuertemente la recuperación de los destinos». «LATAM Argentina se había constituido como la segunda línea aérea en importancia tanto en cantidad de vuelos, como en pasajeros transportados, en nuestro país. Entre las ciudades más perjudicadas se encuentran Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos, El Calafate y Ushuaia», subrayaron. Y agregaron que lamentan la pérdida de los 1715 puestos de trabajo y la «dificilísima situación en la que quedan esas familias». A lo que Amengual sumó: «Latam Airlines Argentina transportó en 2019 a más de 3 millones de pasajeros y hoy deja de operar en 12 destinos nacionales, todos ellos de enorme potencial turístico, donde existe una real dependencia del transporte aéreo como motor de la economía regional».

La Cámara de los Ómnibus de Larga Distancia (CELADI) destacó: «No podemos menos que preocuparnos cuando un colega, de la modalidad que fuese, debe cerrar sus puertas. Una realidad que si bien hoy se visibiliza en el aire, también golpea con dureza a quienes operamos por tierra«.

Asimismo, desde AVAECE insistieron en que el sector público y privado deben trabajar de forma mancomunada en busca de soluciones que ponderen el desarrollo de la actividad turística en un marco de competitividad.

Por su parte, desde FAEVYT manifestaron que seguirán trabajando para mantener al sector de pie, buscando las herramientas e iniciativas que les permitan amortiguar el impacto de una crisis inédita para la actividad.

Para cerrar, el comunicado de CAT remarcó que el sector atraviesa «su peor momento», con una parálisis total de la actividad y un contexto de crisis económica y sanitaria cuyo fin no se logra vislumbrar.

«Un retroceso en la conectividad aérea de la Argentina implicará que el retorno a la normalidad del turismo sea más complicado para todos», concluyeron.