Bahamas anuncia su plan de reapertura

Bahamas anuncia su plan de reapertura

El Ministerio de Turismo y Aviación confirmó que el país caribeño reanudará la actividad internacional el 1º de julio, con nuevos protocolos de salud y seguridad.

El Ministerio de Turismo y Aviación de Las Bahamas, junto con el Comité de Preparación y Recuperación Turística (grupo formado por empresas del sector público y privado) del archipiélago caribeño, anunció oficialmente su plan para la reapertura del sector, al prepararse para reanudar el turismo internacional desde el 1º de julio con nuevos protocolos de salud y seguridad.

A través de una conferencia de prensa realizada la semana pasada, se brindaron distintos detalles del “Plan de Preparación y Recuperación del Turismo” que se utilizará como una guía completa del protocolo de salud y seguridad que se deberá respetar a raja tabla en todo el país.

Desde los procedimientos relacionados con la entrada y salida de Las Bahamas a través de aeropuertos y puertos marítimos, hasta un programa de certificación Clean & Pristine (Limpio y Natural) implementado en hoteles, restaurantes y otras entidades turísticas y puntos de contacto orientados al consumidor, el plan describe amplios protocolos de salud y seguridad que se aplicarán en todo el archipiélago, con el fin de disminuir los riesgos para todos los visitantes y residentes por igual.

“Nuestra principal prioridad fue y será siempre la salud y el bienestar de todos los residentes y visitantes”, afirmó Joy Jibrilu, directora general del Ministerio de Turismo y Aviación de Las Bahamas. “Debemos recordar que estamos viviendo en una nueva normalidad a raíz de COVID-19 y que todo va a cambiar en el sector turístico. Estamos poniendo un énfasis aún mayor en asegurarnos de que Las Bahamas sea segura y limpia para todos, y esperamos brindar una vez más a los viajeros la experiencia tropical por la que nuestras islas son conocidas”, agregó.

La “Campaña de Viajeros Saludables” de Las Bahamas alienta a que los visitantes y residentes sigan implementando medidas como el distanciamiento social, el lavado de manos o el uso de desinfectantes, sin dejar de lado las máscaras faciales.

En los aeropuertos y puertos marítimos, el personal sanitario realizará controles de temperatura para todos los visitantes que llegan a Las Bahamas. Los turistas deberán utilizar una máscara facial en cualquier situación en la que sea necesario para cumplir con las pautas de distanciamiento físico, como al ingresar y transitar por terminales aéreas y marítimas, al navegar por controles de seguridad y aduanas, y al reclamar equipaje. Al momento de partir, se programarán vuelos en cualquier otra puerta para brindar una distancia mayor entre los vuelos, y se dará más tiempo para abordar, con el fin de garantizar que se pueda mantener el distanciamiento físico.

Además, varios procedimientos nuevos estarán presentes a lo largo de la experiencia en la isla, incluyendo:

Alojamientos
– Los hoteles, resorts y casas vacacionales de alquiler impondrán amplios protocolos de salud y seguridad, como la limpieza de habitaciones, espacios públicos, áreas de contacto en horarios frecuentes y regulados.
– Las toallitas desinfectantes y los productos para manos estarán disponibles en todas las propiedades.
– Se realizará control de temperatura y salud de los empleados.
– Se tendrá un número limitado de personas en los ascensores a la vez.
– Se eliminará la literatura innecesaria en las habitaciones.

• Taxis y autos independientes
– Los pasajeros y los conductores deben usar máscaras faciales en todo momento durante el viaje.
– Los vehículos deben reducir el número máximo de personas en un 50% (los automóviles pueden transportar hasta dos personas y los SUV hasta cuatro personas) y los pasajeros no deben viajar adelante.

• Excursiones, tours, atracciones locales y compras
– Las empresas deben establecer un cupo máximo de clientes y limitar la duración de cada visita para permitir el distanciamiento social.
– Cuando sea posible, se invitará a los turistas a usar equipo personal (como el snorkel, por ejemplo) y las empresas tendrán artículos disponibles para la compra.
– No se podrán tocar productos, a menos que sea una compra segura.
– Se incentivará el pago sin efectivo.
– Las reposeras de playa deben estar dispuestas para permitir 2 metros de distancia social entre cada familia.
– Se debe establecer, revisar y mantener un horario regular de limpieza y una lista de verificación.

• Restaurantes, servicios de alimentos y bebidas
– Los buffets se suspenderán hasta nuevo aviso. Todas las comidas deben ser individuales o preempacadas.
– Los restaurantes deben ofrecer los menús en monitores o paneles de visualización estáticos.
– El personal debe usar mascarilla y guantes descartables.

La reapertura de las fronteras seguirá siendo monitoreada y guiada por el gobierno de Las Bahamas y los funcionarios de salud. Las fechas están sujetas a cambios según el avance del COVID-19, si hay un deterioro en la mejora o si el gobierno y las organizaciones de salud consideran que estas fases no son seguras para los residentes o visitantes.

Para obtener más información o para ver el Plan de Preparación y Recuperación para el Turismo, ingresar en www.bahamas.com.

Mensajero Web