lunes, 24, enero, 2022
Fitur2022

Carlos Eckhardt, presidente de la Cámara de Turismo de Salta, le detalló a Mensajero sus expectativas tras la suspensión de la reapertura de la actividad.

Todo estaba listo en la provincia norteña para dar comienzo a una primera etapa en el camino hacia la reactivación del turismo. El programa “Salta para salteños” ya había sido autorizado la semana pasada para para iniciarse el 1° de junio y permitir a los propios pobladores de la región recorrer los atractivos bajo estrictos protocolos sanitarios. Sin embargo, un brote de coronavirus que estalló en Orán durante el fin de semana obligó a dar marcha atrás en las intenciones de poner a girar los engranajes de la actividad.

Y si bien los primeros casos aparecieron en Orán (fueron seis), con el correr de las horas fueron confirmados dos más en Aguaray y otro en Cafayate, poniendo en jaque el plan para que los salteños se muevan por diferentes ciudades de la provincia. Mario Peña, ministro de Turismo de Salta, había deslizado en un comunicado la probabilidad de que la actividad se reiniciara en zonas que no estuvieran afectadas por la pandemia. Y a pesar de la expansión del virus, esa posibilidad sigue en pie.

En ese marco, el sector privado mantuvo una reunión durante el día de ayer en la que sus partes se comprometieron a acompañar las decisiones que el Gobierno provincial tome acerca de la salud. “Hoy vamos a tener con el ministro de Economía (Roberto Dib Ayur) y el de Turismo, para poner los marcos de contención necesarios desde el punto de vista económico, ya que los resultados, tanto del sector gastronómico como del hotelero, no están siendo los que se esperaban, y es razonable”, señaló Carlos Eckhardt, presidente de la Cámara de Turismo de Salta, en una charla con Mensajero.

El minuto a minuto de la evolución en torno a los casos de COVID-19 en la provincia es el que determinará los criterios para elaborar nuevos protocolos de prevención, que, para Eckhardt, deberán tener en cuenta aspectos relacionados con el área comercial: “Nosotros no queremos abrir hoy y tener que cerrar en 15 días sin resultados, sino abrir para no volver a cerrar. Eso necesita de un acompañamiento y una decisión política. Por eso, la reunión de hoy va a generar, más que una expectativa, una respuesta a esto que consideramos indispensable: salud y economía caminando de la mano. para generar un marco de previsibilidad que el sector entiende que es indispensable”.

Finalmente, el dirigente destacó que Salta era una de las provincias que tenían mejor controlados los contagios y se esperanzó con el futuro: “Aspiramos a que el cierre de ciertas fronteras y la profundización de los controles nos devuelvan la tranquilidad que hemos tenido durante prácticamente 50 días y que podamos volver a los planes de origen. Nuestro objetivo es retornar a la nueva normalidad a la brevedad posible”.