miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

La low cost chilena dejará libres todos los asientos del medio para distanciar a los pasajeros. La medida había sido criticada en el mercado aerocomercial.

Entre las principales autoridades del mercado aerocomercial hay una postura casi unánime: dejar asientos libres para asegurar la distancia social es un sinsentido desde el punto de vista económico y también desde el sanitario. En primer lugar, porque afirman que no existe evidencia suficiente de que se hayan producido contagios a bordo de las aeronaves. De hecho, en diálogo con Mensajero, Felipe Baravalle, director ejecutivo de JURCA, remarcó que en los vuelos sanitarios de repatriación no se adoptó esa medida. Desde lo económico, aseguran, tampoco tendría razón de ser, ya que una determinación de ese estilo haría que la operación no fuera sustentable y obligaría a aumentar las tarifas prácticamente en un 50%. Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de IATA, fue otro de los que que se mostró fervientemente en contra de esta postura. Sin embargo, la low cost chilena Sky Airline anunció que volverá a operar en su país a partir de este lunes, con un protocolo que contempla dejar libres las filas centrales.

Esta decisión haría que los primeros vuelos salgan con una importante reducción en el factor de ocupación, aunque sólo se mantendrá vigente hasta el 28 de junio. Además, sólo volarán con su flota de Airbus A320 NEO, que cuenta con filtros HEPA para filtrar partículas microscópicas, «incluyendo el coronavirus», con un 99,9% de efectividad. La renovación del aire se llevará a cabo cada tres minutos y también se intensificarán las tareas de limpieza en el interior de las aeronaves.

En esta primera etapa habrá vuelos a seis destinos chilenos, como Iquique, Calama, Antofagasta, Concepción, Puerto Montt y Balmaceda. Los viajes internacionales, en tanto, recién se reanudarían en el tercer trimestre del año. «Si bien las operaciones en Argentina no se retomarán hasta septiembre, es una gran noticia para nosotros y nos entusiasma que podamos reiniciar nuestras actividades de a poco», dijeron desde la compañía en un comunicado.

Por otra parte, anunciaron que todos los pasajeros afectados por cancelaciones debido al COVID-19 podrán utilizar sus vouchers hasta el 30 de junio de 2021. A su vez, todos los tickets adquiridos hasta el 28 de junio contarán con importantes beneficios de flexibilización, ya que se podrán cambiar la fecha y el destino sin cargos adicionales y modificar la reserva hasta una hora antes del vuelo.