miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

La provincia estableció un protocolo obligatorio para todos sus alojamientos, con diferentes medidas sanitarias que garanticen la seguridad y confianza del turista. 

De a poco, Misiones se prepara para volver al ruedo. A menos de una semana del lanzamiento de su plataforma de venta a futuro, viajapormisiones.com, los ministerios de Turismo y Salud Pública de la provincia avanzaron junto al sector privado en la conformación de un protocolo obligatorio para todos los hoteles, con medidas de seguridad sanitaria a implementar para garantizar el bienestar del turista durante su estadía.

Si bien el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA) se encuentra desarrollando un protocolo de alcance nacional, mientras tanto cada distrito y municipio delinea las pautas de trabajo de manera individual. Con la guía misionera ya finalizada, ahora será el turno de poner el foco en la capacitación de todo el personal involucrado.

Las normas abarcan adaptaciones en espacios físicos para lograr distancia entre los huéspedes, turnos, otros tiempos y modalidad en momentos comunes como el desayuno, almuerzo y cena; formación de los empleados en medidas básicas ante la presencia de síntomas de COVID-19 o la consulta de los pasajeros, elementos de limpieza personal y social, entre otras medidas.

A su vez, cada espacio de trabajo y atención al público contará con un cronograma intensificado de desinfección y limpieza. Los alojamientos, además, deberán ofrecer alcohol en gel en todas las áreas comunes y garantizar la provisión de todos los elementos necesarios para un adecuado lavado de manos.

En cuanto a la organización del mobiliario, el protocolo prevé que haya una distancia mínima de dos metros entre cada mesa, sillones y cualquier otro dispositivo que funcione como centro de reunión de personas. Tampoco podrán colocar los platos, vasos y cubiertos en el comedor antes de la llegada de los comensales.

Las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación y de la autoridad sanitaria local deberán estar visibles en todo momento, así como la información de prevención y números de teléfono para la atención de pacientes. Por último, se recuerda que los hoteles pueden ampararse en el derecho de admisión para negarse a hospedar a personas que provengan de zonas afectadas.