miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

Héctor Baldassi, diputado nacional del PRO Córdoba, habló con Mensajero sobre la mesa de diálogo que pidió para el sector y cuestionó a la ANAC.

Héctor Baldassi, ex árbitro internacional y diputado nacional del PRO Córdoba, presentó un proyecto de declaración para «consensuar el régimen de circulación» de las líneas aéreas de cabotaje mediante una «mesa de diálogo» que incluya a los ministerios de Transporte y de Turismo de la Nación, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Aerolíneas Argentinas y las low cost.

«La Resolución 144 de la ANAC, que prohibió los vuelos hasta el 1º de septiembre de 2020, es una decisión muy arbitraria, porque no consultó a nadie ni armó una mesa de diálogo para buscar formas o protocolos para seguir teniendo conectividad. Hay distintas provincias que hoy en día no tienen ninguna dificultad, y todo esto las perjudica», afirmó Baldassi, en diálogo con Mensajero.

«Yo sugerí básicamente armar una mesa de diálogo entre los ministerios de Transporte y Turismo de la Nación, junto a ANAC, Aerolíneas Argentinas y las low cost. Es fundamental dialogar y escuchar una solución importante para cuando todo esto pase. Ahora, me parece que poner una fecha arbitraria no correspondía», agregó.

Al momento de referirse a las acciones a implementar, el diputado cordobés de 54 años dejó en claro que «hay que respetar los protocolos», y que «los presidentes de las distintas compañías aéreas son los que tienen que implementarlos». «No soy médico ni infectólogo para determinar cuáles son los recaudos que hay que tomar en los aeropuertos, pero seguramente se verá reducida la cantidad de pasajeros que van a tener los aviones», sumó.

Oriundo de Río Ceballos, y radicado actualmente en Salsipuedes, ciudad ubicada en las Sierras de Córdoba, Baldassi admitió que el turismo es el sector que peor la está pasando: «Vivimos un ‘antes’, ahora nos toca el ‘durante’ y luego será turno del ‘después’ en lo que refiere a la pandemia. Hay muchos sectores que la están pasando muy mal, como el turismo, que es el más perjudicado. Estoy convencido que el trabajo en equipo entre el Estado y las sociedades civiles es fundamental, porque tendrían que marcar el camino para la actividad».

«Estoy a favor de las mesas enfocadas en los métodos de trabajo. ¿Cómo puede ser que la ley 27.541 decretó emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa y tarifaria, pero no así la turística? Reitero, el turismo es el que está más afectado en este momento. No es culpa de nadie, el coronavirus es una enfermedad que nos sorprendió a todos. No hay un manual para determinar los pasos a seguir, y aprendemos día a día», remarcó.

Siempre abierto al diálogo, con la empatía que caracterizan a los cordobeses, «La Coneja» reconoció que es una persona a la que le gusta consensuar: «Yo no llegué a este mundo para cuestionar ni demostrar nada. No considero ser una mente brillante. Es más, aquellas que sí lo son tienen la capacidad de reconocer cuáles son sus limitaciones, y sumar de los demás lo que sienten que les falta. Yo pienso por encima de cualquier partido político. Para mí lo más importante es la gente y los sectores que hay que trabajar, que son los que van a ayudar a la Argentina a salir adelante de todo esto».

Por último, el ex referee del fútbol argentino se refirió al último encuentro que mantuvo con Matías Lammens, quien disertó hace unos días ante la comisión de Turismo de la Cámara de Diputados: «Escuchamos atentamente la batería de medidas para el sector y todas las acciones que tiene en mente. Resta definir qué va a pasar con el Impuesto PAIS, pero hoy el foco está puesto en la pandemia. Yo siempre estoy disponible para colaborar y acompañar, aunque voy a protestar si veo que algo está mal».