martes, 26, mayo, 2020
CubaOnLine

Silvina García Fillol, directora comercial de la compañía, le contó a Mensajero cómo se adaptaron para trabajar en tiempos de cuarentena.

En el contexto de una pandemia que llegó para cambiar rotundamente la vida de la sociedad mundial, las empresas que conviven en el mundo del turismo debieron adaptarse rápidamente a nuevas modalidades para mantenerse vigentes. Incluso, a partir del aislamiento social, preventivo y obligatorio, son muchas las compañías que se vieron en la obligación de modificar sus procedimientos y sus formas de trabajo.

Tal es el caso de Universal Assistance, la empresa de asistencia al viajero que, apoyada en el uso de la tecnología, continuó trabajando bajo el formato del home office y aumentó su capacidad operativa. Hace dos años que tenemos teleasistencia y hasta antes de esta pandemia hablar de eso era algo medio raro, porque no sabíamos si la gente grande lo iba a adoptar. Pero desde que se decretó la pandemia, subieron un 600%. La gente prefiere ver a un médico por una pantalla y no ir a un sanatorio”, explicó Silvina García Fillol, directora comercial de la compañía.

Actualmente, el contact center de Universal Assistance se encuentra trabajando desde casa por primera vez. Los operadores continúan atendiendo a los pasajeros que aún están varados en distintos lugares del mundo. “Al resto de la compañía es más fácil ponerla en home office, es una herramienta que venimos trabajando hace unos años de manera escalonada”, agregó García Fillol.

Con respecto a la posibilidad de adoptar el home office de manera permanente, la directora aclaró que, en su caso, es una buena posibilidad porque no necesitan trabajar de manera presencial todos los días. A su vez, opinó que también el consumidor final va a tener un cambio de paradigma con respecto al uso de la tecnología: “Suponemos que, por un tiempo, el pasajero va a querer todo de forma digital, por lo tanto, las agencias van a tener que adaptarse. No nos imaginamos un viajero yendo a buscar un voucher físico”.

Con los extremos cuidados que el mundo está teniendo en torno a la pandemia, García Fillol consideró que durante mucho tiempo los pasajeros no pensarán en salir del país sin estar asegurado: “Creemos que el producto de asistencia al viajero tomará un protagonismo mucho más importante del que tenía”.