miércoles, 27, mayo, 2020
CubaOnLine

El ministro presentó ante la Comisión de Turismo de Diputados un plan para ayudar a las empresas turísticas. También se refirió a la resolución de ANAC. 

 

Ayer por la tarde, la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados tuvo su reunión virtual a la cual asistió el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, para presentar un balance de la situación del sector.

Además, el funcionario nacional respondió las preguntas de los legisladores que giraron en torno a particulares de cada provincia, como el caso de los chocolateros que no pueden acceder al ATP en Río Negro; o los procesos licitatorios de obras públicas en Jujuy. Pero también se incluyeron problemáticas generales como la Resolución de ANAC que prohíbe la venta de aéreos hasta después de septiembre o la necesidad de que las low cost sigan operando en el país.  

En principio, Lammens se refirió a la creación del Ministerio de Turismo y Deportes y de la importancia que tiene esta industria para la gestión actual por ser generadora de divisas, pero que la actualidad cambió el foco de las acciones, aunque remarcó que confía en la recuperación. 

«Tenemos un compromiso que es ayudar al sector por lo menos hasta octubre que es cuando creemos que va a empezar a reactivarse», explicó Lammens. En este sentido, resaltó que van a crear  un observatorio para conocer «cuál es el deseo de la gente, qué es lo que piensa y si va a tener la intención de viajar una vez que se levante la cuarentena». Además, detalló, tiene como finalidad detectar oportunidades comerciales. 

Por otro lado, indicó que se ha conformado un comité de crisis con la participación del sector privado, el Ministerio de Transporte, el de Economía y el de Producción. 

«Tiene como objetivo idear mecanismos y estrategias para acompañar a las empresas, porque necesitamos que el sector privado llegue de pie», indicó. 

Batería de medidas
Lammens adelantó la puesta en marcha del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT), que consiste en una serie de fondos orientados a proteger el sector turístico y contará con aproximadamente 4,5 millones de pesos. Un presupuesto casi similar al total que tienen el Ministerio y el INPROTUR, juntos. 

El PACIT incluye: 
 – El Fondo de Auxilio y Capacitación Turística, cuyo objetivo es contener a las mipymes de hotelería, gastronomía y agencias de viaje otorgándoles un beneficio que les permita transitar la emergencia. Para esta iniciativa, el ministro indicó que destinaron 2,8 millones de dólares.

– En segundo lugar, el Fondo Complementario para ayudar a los prestadores de actividades como guías, choferes, pequeñas excursiones y cabañeros. «Otra herramienta a la que le hemos triplicado el presupuesto son los 120 millones de pesos que vamos a destinar para el FONDETUR que es para pequeños prestadores, está destinado a la parte más débil de la cadena productiva del sector. Son aportes no reembolsables, con un monto mínimo de 100 mil pesos con un tope de hasta 300 mil por emprendedor», detalló Lammens.  

– Por último el Plan de 50 destinos, con 1.410 millones de pesos, originados de la recaudación del impuesto PAIS, se destinarán aproximadamente 60 millones por provincia para llevar adelante obras de infraestructura turística que apunten a dinamizar la actividad con mejoras que fortalezcan la oferta turística y fomenten la competitividad sectorial. «Este tiene un doble rol, por un lado apostar al turismo pero también que sea un dinamizador de la economía a través de la obra pública. La orden es que estos fondos estén lo antes posible en las cuentas de las provincias para que se empiecen a ejecutar», puntualizó. 


«La mayoría de las empresas del sector han accedido a los beneficios del ATP, más de 200 mil trabajadores han cobrado el 50% del sueldo. El 80% de los restaurantes y el 92% de las agencias de viajes. Sabemos que a pesar de esto les puede no alcanzar», reconoció el jefe de la cartera turística. 

Diversas problemáticas
Al ser consultado por el pedido que hay desde las agencias de viajes para que se limiten las reprogramaciones, explicó que están trabajando en ello tratando de cuidar los intereses de los consumidores pero a la vez los puestos de trabajo.

En relación con el turismo estudiantil, comentó que son 150 mil los chicos que tienen que viajar este año. En este sentido, indicó que están coordinando con el ministro de Salud, Nicolás Trotta, para buscar soluciones. Una de las propuestas es que puedan viajar entre diciembre y enero. «Es un tema complejo porque se han perdido muchísimos días de clases», declaró.  

En lo que tiene que ver con protocolos de salud, explicó que junto con el Ministerio de Salud esperan poder anunciarlos este fin de semana o principios de la que viene. «Son específicos, van a indicar cómo se tiene que trabajar en hoteles o agencias de viajes. Creo que nos tenemos que adelantar, porque no podemos salir el día después con esto, tenemos que permitirle a los empleados prepararse y adecuar sus instalaciones para este protocolo. La idea nuestra es presentarlo en el CFT porque es importante que se evalúen y tengan alcance federal», relató. 

Finalmente, al hablar sobre la resolución de ANAC, aclaró: «Estuvo programada en una situación compleja, en la que algunas aerolíneas vendían vuelos para repatriar y jugaban con la desesperación de los argentinos que están en el exterior. Entendemos el perjuicio que le representa a la industria aerocomercial y al turismo. Es una fecha que se puso tentativa, nuestra idea es traer esa fecha lo más cerca posible para lograr una conectividad con las provincias», concluyó.