domingo, 20, septiembre, 2020
CubaOnLine

Leopoldo Lucas, presidente del ITUREM, le contó a Mensajero cómo se prepara Iguazú para recibir a los turistas una vez que se levanten las restricciones.

En un momento en el que el turismo nacional estaba en su máximo esplendor, luego de las medidas económicas que había tomado el gobierno nacional en relación al casi olvidado impuesto al dólar, Iguazú venía experimentando un crecimiento del 10% en las visitas al parque nacional con respecto a la misma temporada durante el año pasado. Sin embargo, tuvo que resignarse a cerrar sus puertas el 13 de marzo (uno de los primeros en hacerlo) para evitar la expansión del coronavirus, la pandemia que puso una pausa al turismo mundial.

Actualmente, el destino está totalmente cerrado. Establecimientos hoteleros, gastronómicos, guías, transportistas, agencias de viajes, fotógrafos y comercios cesaron sus actividades, como en tantos otros lugares del país, por lo que la escasez de ingresos preocupa en demasía a este ícono del turismo nacional. La preocupación en la ciudad gira en torno a las 15 mil personas que trabajan directamente en el sector y que actualmente se encuentra en una situación crítica, esperando un salvavidas por parte de las autoridades.

“En todas las reuniones de Directorio que tenemos, lo que solicitamos es una ayuda económica diferencial para el destino, ya que un 90% de la actividad depende del turismo, y teniendo cerrado el aeropuerto, el Parque Nacional y el paso internacional, hace que la situación nuestra sea muy difícil”, señaló en una charla con Mensajero Leopoldo Lucas, presidente del Ente de Turismo Iguazú (ITUREM).

El día después

En ese marco, desde el sector privado ya se encuentran trabajando en protocolos de bio seguridad en hoteles, atractivos turísticos y restaurantes, pensando en que los viajeros se encuentren con un destino de naturaleza, abierto, limpio y sano en un futuro regreso a la actividad.

Por otro lado, desde la ciudad lanzaron una novedosa campaña de comunicación digital denominada #ViajaSeguro a #IguazúTodoElAño. La misma está conformada por una serie de spots que muestran en primera persona a los protagonistas de cada una de las empresas detallando la manera en la que se preparan para recibir a los turistas en el futuro.

Creemos que una vez que se levanten las restricciones, el turista va a viajar. Está muy deseoso de vivir experiencias. Y nosotros, teniendo esta selva misionera y las Cataratas del Iguazú, vamos a tener una ventaja”, se esperanzó Lucas.

Una buena señal

La agencia de turismo online Almundo realizó un sondeo para determinar cuáles son los destinos a los que los viajeros se van a dirigir una vez que se levante el confinamiento, y la ciudad misionera encabeza el listado, seguida por Salta y Bariloche.

En relación a los resultados, el funcionario declaró: Para nosotros es un aliento recibir esa noticia en este momento, porque no hemos parado de promocionar. Creemos que esta elección se debe a ser un destino natural, abierto y cercano. Y la variedad de ofertas, que es para todos los bolsillos”.

Incluso, la ciudad misionera se sumó a la campaña “Comprá hoy, viajá mañana”, que tanto ruido hizo en el turismo nacional durante las últimas semanas. En este caso, el viajero puede dejar su reserva abierta para dirigirse a Iguazú el año que viene, obteniendo descuentos en los servicios.

“Creemos que, una vez que se levanten las restricciones, el turista va a viajar. Está muy deseoso de vivir experiencias”

Leopoldo Lucas, presidente del Ente de Turismo de Iguazú.

Mirando para adentro

Según las estadísticas del Parque Nacional Iguazú, un 70% de los visitantes corresponde a argentinos, mientras que el 30% restante, a viajeros provenientes de otros países. A priori, esto podría significar una traba a la hora de pensar en una reactivación orientada exclusivamente al turismo nacional.

Sin embargo, el presidente de ITUREM se mostró esperanzado en recibir a visitantes nacionales: “Nosotros entendemos que, cuando esto termine, el turista argentino va a empezar a viajar automáticamente, porque todos tenemos la necesidad de salir. Y con respecto a los extranjeros, va a variar según la realidad de cada país, pero vamos a tener que esperarlo un poquitito y seguir trabajando con nuestro principal mercado, que es el doméstico”.

Nada de qué preocuparse

Una situación que encendió las alarmas en la ciudad misionera durante las últimas semanas fue la fuerte sequía que se evidenció en las Cataratas. La falta de lluvias en el nacimiento del río Iguazú provocó que el caudal de agua que en situaciones regulares es de 1200 a 1500 m³ por segundo, descendiera hasta llegar llegar a los 340 actuales.

Esperamos que lleguen las lluvias, que los especialistas dicen que va a suceder a fines de mayo o principios de junio. De esa forma va a recuperarse el caudal”, remarcó Leopoldo Lucas. Se cree que en cuanto comiencen las precipitaciones en el estado de Paraná, en Brasil, la situación va a estar totalmente regularizada.

Finalmente, el presidente del Ente agregó: “Igualmente, un caudal de 340 m³ por segundo no deja de ser maravilloso. Se ve muy bien la Garganta del Diablo y el Salto San Martin. También se pueden apreciar los nidos de los vencejos y muchos más animales en el Parque Nacional cuando se da esta bajante en la cantidad de agua”.