viernes, 21, enero, 2022
Fitur2022

Luciano Córdoba, secretario de Planificación de Cultura y Turismo de San Salvador de Jujuy, analizó las consecuencias del COVID-19 en una charla con Mensajero.

¿Qué podés comentarme acerca de la nueva campaña “A Jujuy siempre se vuelve”?
Utilizamos una frase muy conocida en Jujuy y en la ciudad, donde muchos poetas y canta autores la usaron en distintas ocasiones. Eso ha dinamizado esta campaña que no es de publicidad, sino de concientización para la gente. Es momento de quedarse en casa, de cuidarnos, para poder volver a viajar muy pronto. Uno de nuestros deseos máximos es volver a recibir turistas, y creo que el desafío será agasajarlos con todas las medidas preventivas, mejorando la calidad de los servicios para que nuestra ciudad sea ideal y esté preparada para recibir al mundo que se viene, que será muy distinto, mientras utilizamos nuestros paisajes, fotos y fiestas populares con ese mensaje. Queremos que la gente entienda que hay que cuidarse, para que en un tiempo podamos viajar.

¿Qué diferencia podés remarcar entre el “desalentar” el turismo y el “concientizar”? ¿Creés que todas estas acciones favorecerán al sector para más adelante?
Me parece que el sector se está adaptando a esta nueva realidad que no la teníamos pensada ni estaba planificada. Esta crisis la atraviesa prácticamente el 80% de las ciudades de todo el mundo. Nuestra intención es poder abrir las puertas de San Salvador de Jujuy lo más pronto posible, porque queremos recibir turistas, pero no es posible hoy en día. No son conceptos contradictorios, van de la mano.

¿Cómo se trabaja con la gente que tenga miedo al momento de viajar?
Los cuidados personales van a ser fundamentales. Estamos aprendiendo a ser mucho más responsables al salir de nuestras casas y de cada ciudad. Me parece que esto nos obliga a tener un servicio mucho más profesional, con atenciones sanitarias para recibir visitantes y turistas en San Salvador de Jujuy. Todos vamos a tener que hacer un gran esfuerzo. Es importante seguir la línea de la Organización Mundial de la Salud, que tiene un gran vínculo con la Organización Mundial del Turismo. El diálogo entre público y privado servirá para reflotar los espacios de articulación público y privado para estar a disposición de este nuevo y difícil momento que nos toca transitar.

¿Estás de acuerdo con las medidas que tomaron el presidente Alberto Fernández y el gobernador Gerardo Morales?
Sí, las últimas disposiciones son más que acertadas, tanto a nivel nacional como provincial. En mi opinión, todas las medidas preventivas que aseguren la posibilidad de frenar el contagio son correctas. Hay que tratar de ganar esta batalla para detener la expansión del coronavirus, y estar un paso adelante.

En base al cargo que ocupás actualmente, ¿considerás que la salud tiene que estar por encima de todo? ¿O no hay que descuidar tanto el trabajo como la producción?
Creo que los dos pensamientos tienen su cuota de veracidad en lo que plantean. A mí me toca ser secretario de Planificación más Cultura y Turismo, y me obligan a pensar en algunas prioridades. Hoy en día es la salud, pero sin dejar en un segundo plano la economía, porque es un tema que se puede sentir más adelante. Para reactivar la producción y todo lo que genera el turismo tenemos que pensar nuevas estrategias para que se reactive lo más pronto posible y restablecer las condiciones que teníamos antes. 

En términos de ingresos, ¿cuáles son las pérdidas reales que trajo aparejado el coronavirus?
Más adelante se podrá calcular con exactitud el porcentaje, pero creo que será de un 20% menos de ingresos, no solamente en la ciudad sino en la mayoría de los destinos turísticos del país. Creo que el diálogo entre el sector público y privado será esencial.