domingo, 23, enero, 2022
Fitur2022

Los dirigentes gremiales de la entidad vinculados al sector mantuvieron una charla de dos horas para diagramar una progresiva reactivación de la actividad. 

La comisión turística de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) mantuvo una reunión virtual, a través de la plataforma Zoom, de la que participaron 28 dirigentes gremiales de pymes vinculadas al sector. Estuvo presidida por el secretario de Turismo de la entidad, Gregorio Werchow, y consistió en una especie de “radiografía” del momento que atraviesa la actividad. Además, a lo largo de las dos horas que duró el encuentro, se plantearon algunos posibles escenarios a futuro y claves para reactivar a las empresas una vez que finalice la pandemia.

En primera instancia, Werchow les presentó a sus colegas un informe de las medidas solicitadas por CAME ante el Banco Central durante las últimas semanas. Por su parte, Fabricio Di Giambattista, vicepresidente de Turismo de la confederación, aseguró que la recuperación de la actividad podría demandar un tiempo estimado de entre seis meses y un año, y que en un primer momento habrá que trabajar con grupos muy reducidos, por lo que no se podrá pensar en cruceros de 3000 personas o parques nacionales con más de 300 visitantes. También remarcó la necesidad de desarrollar conceptos digitales para poder hacer turismo al tiempo que se convive con el virus.

Por su parte, Carlos Pelli, presidente de la Asociación Argentina de Ecoturismo y Turismo Aventura, dijo que su sector tiene una cancelación aproximada del 98% hasta junio inclusive. “Se espera una recuperación escalonada a partir de julio, con viajes de cercanía y turismo nacional interno”, sostuvo. A su vez, dijo que los operadores de tierra creen que comenzarán a recibir pasajeros extranjeros que no hayan reprogramado recién a partir de octubre y que habrá una reducción aproximada del 20% o 25% en la cantidad de prestadores formales, ya que algunos se pasarán a la informalidad, mientras que otros directamente desaparecerán.

La situación es igual de desalentadora en el turismo rural, ya que Carlos Pelli, coordinador del área, adelantó que varias compañías tienen dificultades para abonar los costos fijos, que en muchos casos ascienden a los 100.000 pesos mensuales. “Esta crisis profundiza la situación de emergencia del espacio rural. Está todo paralizado y hay prestadores con cierre total”, finalizó.

Por último, luego de un diagnóstico pormenorizado que brindaron los representantes de algunas provincias, el economista Daniel Mercado instó a los dirigentes a transmitir prudencia y templanza mediante la contención y la comunicación de la realidad, pero también de mensajes de esperanza.