miércoles, 5, agosto, 2020
CubaOnLine

Las provincias están tomando diferentes iniciativas para proteger a los pasajeros que se vieron imposibilitados de volver a sus casas por la cuarentena.

Luego de que el Gobierno nacional decretara la prohibición de los vuelos de cabotaje, trenes y micros de larga distancia para desalentar el turismo y así prevenir la expansión del coronavirus, muchos destinos y centros vacacionales del país se encontraron con la delicada situación de miles de viajeros que se vieron imposibilitados de regresar a sus hogares. Muchos de ellos lograron volver en algunas de las operaciones sanitarias dispuestas por Aerolíneas Argentinas, aunque aún son varias las personas que siguen en tránsito. En ese marco, los gobiernos provinciales y municipales dispusieron diversas medidas para contenerlos.

Una de las ciudades que mejor pudo resolver la cuestión fue Bariloche, que contaba con una enorme cantidad de turistas al momento que se conoció la medida del Gobierno. La municipalidad logró sortear ese enorme problema mediante la implementación de una plataforma online en la que la gente debía cargar los datos sobre procedencia, medio de transporte en el que arribó, código de reserva y compañía prestadora del servicio, entre otros requisitos. Una vez anotados eran llamados para abordar un micro de Vía Bariloche que los llevaría hasta sus lugares de origen.

«Gracias al apoyo del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, a través de Matías Lammens, logramos conseguir permisos especiales para sacar ómnibus con pasajeros de punto a punto. Los turistas debían demostrar su domicilio con el DNI para abordar. Por ejempelo, sacamos buses a Córdoba con residentes cordobeses exclusivamente, otros a Buenos Aires con gente que vive en esa provincia y así. Estamos, de a poco, evacuando a los que habían quedado varados. Se cargaron más de 2500 personas y ya salieron aproximadamente 20 micros. Además, los días 26, 27 y 28 tuvimos vuelos de Aerolíneas Argentinas», explicó Gastón Burlon, secretario de Turismo de Bariloche, en diálogo con Mensajero.

La terminal de micros de Bariloche se llenó de gente que quería volver a sus casas. (Foto: Río Negro)

En ese contexto, el miércoles pasado salieron varios colectivos con alrededor de 400 personas. En una terminal repleta de gente, cientos de varados que habían sido llamados tras inscribirse en la plataforma esperaron pacientemente a que lleguen los ómnibus. Muchos de ellos llevaban algunos días allí. Ese fue el caso de Joaquín Pereyra y Florencia Ranzoni, quienes habían ido de vacaciones y tenían vuelo de regreso para el 25 de marzo con Norwegian. Sin embargo, en medio de sus días de descanso se enteraron de la medida dispuesta por Alberto Fernández y desde allí no volvieron a tener noticias de la aerolínea que en diciembre del año pasada fue comprada por la low cost JetSmart. «Intentamos comunicarnos varias veces, pero nunca tuvimos respuesta», le dijeron a este medio. Finalmente, pudieron llegar a Buenos Aires tras un viaje de 24 horas en uno de los micros que salieron desde la ciudad rionegrina.

Villa La Angostura

Por su parte, en Neuquén, que cuenta con importantes destinos como Villa La Angostura, también decidieron tomar cartas en el asunto. El Ministerio de Turismo que conduce Marisa Focarazzo emitió una resolución para facultar a todos los prestadores de alojamientos turísticos provinciales a recibir pasajeros argentinos en tránsito «por causas de enfermedad o fuerza mayor, hasta tanto puedan regresar a su lugar de origen». Cabe recordar que hace unas semanas se publicó una resolución del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en la que se prohibía el hospedaje a residentes nacionales en cualquier hotel del país hasta el 31 de marzo, con la intención de desalentar cualquier tipo de movimiento turístico. En ese marco, la decisión de la ministra neuquina cobra una vital importancia, ya que le brinda un marco de contención a ese grupo de personas en situación vulnerable. Los gastos, por supuesto, correrán por cuenta de los viajeros, aunque desde la cartera turística provincial aclararon que les solicitaron colaboración a los hoteleros con respecto a las tarifas y a los servicios en general, como la provisión de alimentos.

Los turistas, en la cima del cerro San Bernardo, en Salta

En Salta, uno de los distritos más visitados del norte argentino, todavía cuentan con algunos hoteles habilitados con turistas. Sin embargo, decidieron no quedarse sólo con eso y dieron un paso más para prevenir. Según le contó a este medio Mario Peña, ministro de Turismo y Deportes salteño, aplicaron un «protocolo para turistas en situación de calle», destinado a aquellas personas que se quedaron sin recursos y que no pueden retornar a sus casas. Si bien se implementó hace poco, hasta ahora hay un sólo inscripto. Se trata de un brasileño que está recibiendo los beneficios del programa, como hospedaje básico compartido y la mercadería necesaria para que pueda alimentarse hasta volver. Más allá de esto, en la provincia creen que mucha gente que estaba de visita podría llegar a requerir este servicio en los próximos días, en caso de que la cuarentena nacional se prolongue durante el mes de abril. Por supuesto, en este caso, no se le aplicará ningún tipo de gasto a los turistas.

Una vieja de otros tiempos, en el puerto de Ushuaia

En la región más austral del país, Tierra del Fuego, todavía quedan menos de 100 varados en Ushuaia, de acuerdo a los relevamientos realizados en establecimientos locales, aunque desde el Instituto Fueguino de Turismo (INFUETUR) creen que podría haber más gente hospedada en alojamientos informales. Esos viajeros se encuentran alojados en algunos de los pocos hoteles que aún están abiertos. «Mientras haya alguien están autorizados», comentó Dante Querciali, presidente del INFUETUR. Además, aclaró que sólo permanecen los que arribaron antes de la prohibición de las operaciones de cabotaje y que no pudieron regresar por esa falta de conectividad. No obstante, adelantó que el Gobierno está gestionando un vuelo extraordinario para evacuar a los que faltan, ya que la operación especial diaria que estaba llevando adelante Aerolíneas Argentinas a la capital provincial se vio interrumpida porque todo su personal de tierra tuvo que permanecer en cuarentena preventiva por un caso sospechoso de coronavirus. Una de las opciones que se barajan es que la Fuerza Aérea vaya al rescate de los pasajeros que continúan en tierras fueguinas.