miércoles, 8, julio, 2020
CubaOnLine

La federación logró que IATA extienda la fecha límite para el 2 de abril, luego de que muchas agencias tuvieran complicaciones para abonar antes del vencimiento.

En un mes signado por la parálisis del mercado y por una facturación prácticamente nula, a las agencias de viajes se les sumó una complicación más: realizar el pago del BSP de marzo antes de la fecha de vencimiento, pautada para hoy. En ese marco, según pudo saber Mensajero, luego de gestiones iniciadas en la semana por FAEVYT, IATA accedió a estirar la fecha límite para el 2 de abril, con una penalización de no poder emitir tickets aéreos en cash por ese lapso de tiempo.

Las quejas en el sector habían comenzado días atrás, cuando el vencimiento se aproximaba y IATA reclamaba que se cumpla con el deadline dispuesto para el 27 de marzo. Sin embargo, las agencias argentinas se veían imposibilitadas de abonar, no sólo por las complicaciones lógicas en el flujo de caja en medio de la cuarentena, sino por cuestiones bancarias y operativas que escapaban a su control, ya que recién ayer el Banco Central decidió reabril el clearing. Incluso durante las primeras horas del jueves hubo muchos bancos que no habían recibido la circular de la entidad monetaria, por lo cual tampoco aceptaban esas transacciones.

Atentos a la incomodidad de muchas compañías por este asunto, FAEVYT le solicitó aplazar el pago del BSP a la asociación comercial de las aerolíneas, que respondió de manera negativa aduciendo que habían recibido solicitudes similares desde la mayoría de los mercados. Sin embargo, frente a la insistencia de la gremial empresaria, dijeron que permitirán abonar seis días después del vencimiento en lugar de uno, por lo que el nuevo límite para cancelar el saldo sería el 2 de abril.

A cambio, IATA estableció una especie de «penalidad» encubierta, ya que prohibirá la emisión de tickets en efectivo durante esos seis días. De esta manera, las agencias sólo podrían seguir vendiendo vía tarjeta de crédito y EasyPay. La multa, en realidad, no representará ningún problema, ya que por el contexto internacional, la venta de pasajes es nula y lo seguirá siendo por un tiempo más. Además, anunciaron que no cobrarán cargos administrativos por pagos fuera de término.

Al mismo tiempo, desde FAEVYT aseguraron que continuarán las negociaciones para lograr que aquellas agencias que hoy hayan efectuado un pago parcial puedan continuar vendiendo en cash durante esos seis días, en proporción a lo ya abonado.

«Sin una presión directa de la federación, no se hubiera podido corregir esto. IATA es insensible y a veces tiene comportamientos que rayan la incomprensión. Esta misma pretensión la presentó en todo el mundo, pero no todos los países tienen las dificultades macroeconómicas y financieras que hay en Argentina», graficó ante este medio una fuente del sector.