sábado, 28, marzo, 2020
CubaOnLine

Según le contaron a Mensajero, todas las empresas del sector con menos de 25 empleados podrán acceder a los REPRO automáticamente. 

La reunión del gabinete económico, celebrada ayer por la tarde y encabezada por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, dio sus frutos. Es que en las próximas horas, el Gobierno nacional no sólo anunciaría la implementación de los Programas de Recuperación Productiva (REPRO) para miles de empresas argentinas, tal como anticipó Mensajero hace dos semanas (ver nota), sino que establecería una completa flexibilización de los requisitos para ingresar al programa, tanto para Pymes como para firmas más grandes.

Si bien todavía resta que se publique en el Boletín Oficial para conocer el alcance total de la medida, es prácticamente un hecho que la hotelería y diferentes compañías de turismo estarían incluidas dentro de los anuncios. Según información que pudo recavar este medio, ayer por la tarde le notificaron a FAEVYT que las agencias de viajes podrán anotarse para acceder a los beneficios del REPRO. En FEHGRA, en tanto, también fueron avisados. «Es lo que venimos hablando con el Ministerio de Trabajo y con los funcionarios con los que tenemos relación. Estamos esperando a ver cómo sale la norma, pero entendemos que estaremos alcanzados», dijeron desde la federación hotelera.

Hasta hoy, el ingreso al programa era más limitado, ya que había una serie de requisitos que se debían cumplir para ser admitido, como presentación de balances y otros documentos que comprueben la situación de crisis que arrastraba la empresa. A partir de ahora, por decisión del gabinete económico, todas las compañías que tengan una plantilla inferior a 25 empleados y que pertenezcan a los sectores más golpeados por la crisis podrán acceder a los beneficios de manera inmediata y por una ventanilla rápida. Aquellos que cuenten con más cantidad de personal tendrían que hacer solamente un trámite online para ser incluidos.

De esta manera, mediante los REPRO, el Estado se hará cargo del pago parcial de los sueldos de los empleados, por un monto mensual y remunerativo equivalente a un salario mínimo, vital y móvil por trabajador, que rondaría los 16.000 pesos. Todavía no quedó establecido por cuánto tiempo se extenderá, aunque la normativa vigente establece un tope de hasta 12 meses. Por su parte, las empresas beneficiadas deben comprometerse a no despedir personal por el lapso que dure esta medida.