sábado, 28, marzo, 2020
CubaOnLine

La confederación les envió 24 propuestas complementarias a Martín Guzmán y Matías Kulfas, en las que solicitan un mayor acompañamiento estatal. 

Si bien le expresaron su agradecimiento al Gobierno nacional por las medidas tomadas a comienzos de esta semana, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) pidieron 24 puntos complementarios, en un documento que les enviaron al ministro de Economía, Martín Guzmán; y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En diálogo con Mensajero, un importante directivo de la entidad catalogó a estas medidas como «un parche» y solicitó que, así como se paralizó por completo cualquier tipo de actividad, también se frenen otros aspectos de la economía que siguen funcionando. «¿Cómo vas a frenar una parte y no la otra? Por ejemplo, en los bancos, el débito automático para los planes de pago de AFIP continúan operativos. ¿Cómo vamos a hacer para cubrir eso si no tenemos ingresos?», sostuvo.

A su vez, la fuente consultada indicó que debería haber una coherencia entre los gobernadores provinciales y el Estado Nacional, ya que en el interior del país continúan abonando Ingresos Brutos, impuesto inmobiliario e impuesto de sellos, entre otras cosas. «Tiene que existir un mayor acompañamiento y una coherencia total. El presidente debería pedirles a los gobernadores que hagan todos lo mismo. Si esto es una guerra, debería serlo para todo», graficó.

En CAME insisten en la necesidad de ponerse a pensar desde ahora en cómo hacer para que las pymes turísticas puedan despegar una vez que finalicen las restricciones. En ese marco, sostuvieron que se debería suspender el impuesto PAIS por un tiempo determinado, con el objetivo de que las agencias emisivas se reactiven cuando finalice esta etapa de aislamiento. También dijeron que sería positiva una reducción de las cargas sociales y de la presión fiscal a través de un pago diferido para más adelante de los impuestos a las ganancias y al patrimonio, y mediante la anulación de Ingresos Brutos por seis meses.

Por otro lado, según acordaron con el Gobierno, los directivos de la confederación que nuclea a las pymes tendrán reuniones diarias vía videoconferencia con los funcionarios nacionales de varias áreas. Allí intentarán avanzar para lograr algunos de los 24 puntos solicitados en el documento que les enviaron a Guzmán y Kulfas.