sábado, 31, octubre, 2020
CubaOnLine

La senadora Ana Ianni es la autora de esta iniciativa, que, según explicó, busca “dar respuesta inmediata a la preocupación de los prestadores”. 

El viernes pasado ingreso al Senado de la Nación un proyecto de pide que se “declare la Emergencia Turística”. Este se suma al que unas horas antes había presentado el senador Maurice Closs y que cuenta con el apoyo de la CAT. 

El último en ingresar a la cámara alta, lleva la firma de nueve legisladores entre los que se encuentra Ana Ianni, Anabel Fernández Sagasti y Oscar Parrilli.  “El desarrollo de los acontecimientos impone la necesidad de impulsar políticas contracíclicas tendientes a morigerar las graves consecuencias económicas y a sostener las fuentes de trabajo” expresó la senadora santacruceña, Ana Ianni.  

“En el marco de la emergencia pública declarada por la Ley N° 27.541, y de la ampliación de la emergencia sanitaria establecida por Decreto 260/20, extiéndase la misma por el plazo de 180 días a la actividad turística definida por ley N° 25.997”, expresa el documento. Asimismo, solicita que este plazo pueda prorrogarse en caso que la situación de emergencia continúe.  

Por otro lado, apunta a la creación del programa de asistencia para personas jurídicas y físicas que realizan actividad turística (PROASTUR), que serán los titulares de los beneficios establecidos en los artículos 3°, 4°, 5° y 6° durante el plazo de duración de la emergencia dictada por esta ley.

A su vez, pide que se instruya al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social a “realizar todas las acciones necesarias para que el acceso a los beneficios del Programa de Recuperación Productiva, establecido por ley 27.264, pueda desarrollarse mediante tramite simplificado para la actividad turística, adoptando todas las medidas necesarias para que el acceso a los beneficios se haga efectivo con celeridad”.

También contempla que se suspendan embargos y ejecuciones que tengan a causa de los incumplimientos impositivos o de aportes a la seguridad social, mientras dure la emergencia, y dispone la utilización del Fondo Nacional de Turismo para ser destinado a las medidas dispuestas.

Por último, incluye la exención de las cargas patronales como el pago de jubilaciones y pensiones, obras sociales, el Régimen Nacional de Seguro de Salud, el Fondo Nacional de Empleo y el Régimen de Asignaciones Familiares.