viernes, 19, agosto, 2022
Aerolineas

Martín Allera, director de Gray Line Argentina, le explicó a Mensajero que la suspensión de las actividades comprende “una medida necesaria y correcta”.

La llegada del coronavirus a Argentina mantiene en vilo no solo a la población sino también a los profesionales de la industria turística. Aeropuertos, establecimientos hoteleros y medios de transporte debieron modificar sus protocolos en pos de evitar la expansión de la enfermedad lo más posible.

Horacio Rodríguez Larreta anunció durante esta mañana la suspensión de las actividades que consistan en una concentración masiva de gente (ver nota), tales como recitales, eventos deportivos y los buses que recorren las calles de la ciudad mostrando los atractivos turísticos a los visitantes.

En ese marco, Martín Allera, director de Gray Line Argentina, la empresa encargada de los buses turísticos, se mostró positivo frente a la decisión tomada por el gobierno de la Ciudad: “Nos parece una medida correcta en función de la salud de la gente y el bien del negocio. Es preferible perder las operaciones durante 15 días que tener después que estar lidiando por los siguiente dos o tres meses”.

Además, el ejecutivo opinó que la determinación se tomó en el momento preciso, y que hubiese sido errado implementarlo tanto antes como después: “Esto forma parte de lo que siempre criticamos de todos los gobiernos. Que van atrás del problema y no adelante”.

Si bien los recorridos del día de hoy se desarrollarán con normalidad y la suspensión comenzará a regir desde mañana, Allera se refirió a la manera en la que la compañía va a proceder en relación a futuras reservas: “Nosotros, desde nuestros sistemas, cortamos las ventas hasta el 1 de abril. Por ese plazo, no va a estar disponible el calendario de la web”.

Aunque los buses turísticos operarán con normalidad durante el día de hoy y la suspensión comenzará a regir mañana, Allera se refirió a la manera en la que la compañía va a proceder en relación a futuras reservas: “Nosotros, desde nuestros sistemas, cortamos las ventas hasta el 1 de abril. Por ese plazo, no va a estar disponible la venta en el calendario de la web”.

A partir de las recientes medidas, desde Gray Line consideran que seguramente habrá cancelaciones de reservas y consecuentes devoluciones de dinero a los pasajeros, “pero no son tantos y no es un problema tan grave”, sintetizó el director de la compañía.